Otra marca

Aparece en España el dentífrico que inició la alerta mundial por la contaminación con dietilenglicol, Mr. Cool

Ya han trascendido diez marcas con la sustancia tóxica, pero el INC se ha negado a aclarar a FACUA si ha analizado todas las importadas ilegalmente.

Aparece en España el dentífrico que inició la alerta mundial por la contaminación con dietilenglicol, Mr. Cool
La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) informa que el dentífrico que inició la alerta mundial por la contaminación con dietilenglicol (DEG), Mr. Cool, también ha sido detectado en España.

Ya han trascendido diez marcas con la sustancia tóxica, pero el Instituto Nacional del Consumo se ha negado a aclarar a FACUA si ha analizado todas las marcas y variantes importadas ilegalmente que han localizado las comunidades autónomas, que son al menos dieciséis más.

La Federación considera inaceptable la falta de transparencia del organismo del Ministerio de Sanidad y Consumo. Asimismo, critica que en lugar de anunciar medidas para corregir las graves deficiencias en los controles aduaneros –que se suman al reducido número de inspectores de Consumo con los que cuentan las comunidades autónomas- haya hecho públicas declaraciones como las realizadas por un portavoz del INC el pasado 29 de junio, cuando garantizó que era "totalmente imposible" que en España entrasen dentífricos contaminados asegurando que "todas las autoridades sanitarias españolas" estaban pendientes desde hacia un mes tras la alerta suscitada en América. Cuatro días después, FACUA salía a la calle a buscar importaciones ilegales de dentífricos y tardó menos de una hora en encontrarlos.

Los dentífricos detectados en España en los que se han detectado distintos niveles de DEG son Active (4,4% de DEG en su variante Ultra White), Amalfi-dent (3,1% en su variante Classic y 2,9% en la Herbal), Cool Mate (2,9%), Maxam (9% según los análisis del gobierno de Rumanía, donde también ha sido detectada), Morning Baby (6,4%), Mr. Cool (1,1%), Qyz (no se ha difundido el porcentaje), Tri Leaf (7% y 8,3% en su variante Spearmint) Zhicheng-Aloe Super whitening toothpaste (4,3%) y una marca sin identificar por tener su etiquetado en chino (8,4%).

Unidades de Mr. Cool fueron localizadas por la Generalitat Valenciana y tras su análisis, en el que se ha confirmado la presencia de un 1,1% de DEG (las informaciones en otros países hablan de un 2,5%), el Instituto Nacional del Consumo (INC) la ha incluido el 17 de agosto en la red de alerta de productos inseguros. El organismo del Ministerio de Sanidad y Consumo ha debido informar del caso a la Dirección General de Salud y Consumo de la Comisión Europea para su incorporación al sistema de alerta rápida europea sobre productos de consumo peligrosos (Rapex, en sus siglas en inglés).

Panamá fue el país en el que se inició la alerta mundial al detectar dietilenglicol en Mr. Cool y Excell, de la empresa china Danyang Chenghi Household Chemical. En Panamá hay una importante alarma social por este químico tóxico debido a que más de cien usuarios murieron en 2006 tras ingerir cuatro fármacos de la estatal Caja de Seguro Social contaminados con dietilenglicol. La sustancia había sido adquirida como supuesta glicerina por la empresa panameña Grupo Comercial Medicom a la española Rasfer Internacional, que a su vez hizo de intermediaria con una compañía china.

Numerosas marcas con la sustancia tóxica han sido detectadas en países de los cinco continentes, como Australia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EE.UU., España, Francia, Ghana, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Rumanía.

Tras la alerta mundial, el Gobierno de China, país originario de todas las marcas de las que se han podido verificar sus fabricantes, prohibió en julio el uso de DEG en la fabricación de dentífricos.

El caso también ha incluido la localización, en EE.UU. y Canadá, de productos etiquetados como Colgate con supuesto origen en Sudáfrica en los que se detectó DEG o la bacteria E.Coli. La multinacional Colgate-Palmolive aseguró en junio desde su central en Nueva York que se trataba de falsificaciones.

Lo que no ha aclarado ni la filial de la empresa en España ni el INC es si entre las numerosas importaciones ilegales de Colgate detectadas en este país se incluyen esas falsificaciones contaminadas. De hecho, el organismo de Sanidad y Consumo ni siquiera ha aclarado qué muestras de Colgate ha analizado.

Ya somos 198.082