El alquiler de los nuevos contadores eléctricos será un 44% más caro que el de los actuales

FACUA considera desproporcionada la tarifa.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) critica que el alquiler de los nuevos contadores eléctricos sea un 44% más elevado que los actuales.

FACUA considera desproporcionada esta tarifa teniendo en cuenta que las compañías eléctricas ya no tendrán que invertir en operarios al dejar de enviarlos a las viviendas para registrar los consumos facturables.

El Real Decreto 871/2007, de 29 de junio, por el que se ajustan las tarifas eléctricas a partir del 1 de julio de 2007, aprobado por el Gobierno, establece un precio de 0,78 euros más IVA que supondrá cada mes el alquiler de los nuevos contadores, frente a los 0,54 euros de los tradicionales.

FACUA considera injustificada la subida ya que los contadores actuales, algunos con más de 30 años, han sido sobradamente amortizados por las eléctricas. De hecho, en los últimos tiempos el precio al que adquieren los equipos en el mercado mayorista es de poco más de 10 euros, por lo que los amortizan en menos de veinte meses.

La Federación recuerda que las compañías eléctricas ni siquiera han invertido en revisiones periódicas a todos los usuarios para verificar el estado de los contadores, otro importante ahorro de costes del que se vienen beneficiando históricamente.

Además, aunque los nuevos contadores resultan más caros que los tradicionales, las eléctricas podrán beneficiarse de un importante ahorro de costes ya que podrán dejar de enviar a operarios a cada edificio para registrar los consumos facturables.

Desde el 1 de julio, las eléctricas tienen que instalar los nuevos contadores electrónicos tanto para nuevos suministros como en sustitución de equipos averiados. Éstos permitirán la gestión del servicio a distancia y la discriminación horaria, para favorecer el desarrollo de políticas de ahorro energético. La fecha fue fijada por el Real Decreto 809/2006, de 30 de junio.

La operación de mayor envergadura será la renovación por la que deberán sustituirse millones de aparatos. FACUA venía reclamando desde hace años la sustitución de la mayoría del parque de contadores, millones de equipos obsoletos, que en un porcentaje importante superan los treinta años de antigüedad.

Ya somos 203.749