FACUA presenta las primeras denuncias contra aparcamientos de titularidad pública tras la entrada en vigor de la obligación de facturar por minutos

Se trata de dos empresas concesionarias que han aplicado tarifas no autorizadas, con subidas de hasta el 53%. Una de ellas aplica un nuevo redondeo, cobrando en fracciones de 10 céntimos.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha presentado hoy las primeras denuncias contra aparcamientos de titularidad pública tras la entrada en vigor de la obligación de facturar por minutos el 1 de septiembre. La Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios les fijó esa fecha como plazo máximo para adecuarse a la nueva regulación, mientras que los parkings que no dependen de administraciones públicas tuvieron que hacerlo el 1 de junio.

Las empresas denunciadas por FACUA han dejado de cobrar horas completas, pero aplicando subidas de tarifas no autorizadas, que alcanzan hasta el 53%. Se trata de tres aparcamientos de Sevilla ubicados en Plaza de Cuba y Avenida de Roma, gestionados por la empresa Martín Casillas, y el Paseo de Colón, a cargo de la empresa Sando.

Y es que a diferencia de los aparcamientos públicos de titularidad privada, los que funcionan en régimen de concesión administrativa deben someterse a precios públicos. Si las administraciones responsables no han aprobado nuevas tarifas, las concesionarias deben aplicar las mismas que antes, pero dividiéndolas de forma proporcional en fracciones de un minuto.

Una de las dos empresas denunciadas, Martín Casillas, aplica además un nuevo redondeo ilegal, consistente en cobrar en fracciones de 10 céntimos de euro, algo que ha sido verificado por FACUA en el aparcamiento de la sevillana Plaza de Cuba.

En este sentido, FACUA recuerda que la Ley prohíbe cualquier tipo de redondeo al alza, por lo que si los parkímetros no aceptan monedas de 1 ni 2 céntimos, deberán facturar a la baja cuando el precio no sea múltiplo de 5 céntimos.

Ya somos 190.626