FACUA Sevilla denuncia a Martín Casillas y Sando por aplicar tarifas no autorizadas en tres aparcamientos de titularidad municipal

Lamenta que las tarifas aprobadas por la Delegación de Movilidad no hayan contado con la opinión de los representantes de los consumidores.

La Asociación de Consumidores en Acción de Sevilla-FACUA ha denunciado hoy a las empresas Martín Casillas y Sando por aplicar tarifas no autorizadas por el Ayuntamiento hispalense en tres aparcamientos públicos de los que son concesionarias.

En sus denuncias, FACUA Sevilla demanda a la Delegación de Movilidad del Ayuntamiento que sancione a estas empresas por haber aplicado unilateralmente subidas de hasta el 53% al comenzar a cobrar por minutos.

El secretario general de la Asociación, Manuel Baus Japón, también ha trasladado sus críticas al delegado de Movilidad, Francisco Fernández Sánchez, ante el hecho de que las tarifas aprobadas en los aparcamientos de titularidad municipal no hayan sido sometidas a la opinión de los representantes de los consumidores. Asimismo, Baus recuerda que FACUA Sevilla ni siquiera fue convocada a la reunión en la que la semana pasada la delegación dio a conocer las tarifas a otra asociación de consumidores, UCE Sevilla.

La Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios fijo el 1 de septiembre como plazo máximo para que los aparcamientos de titularidad pública comenzasen a cobrar por minutos, mientras que los parkings que no dependen de administraciones públicas tuvieron que hacerlo el 1 de junio.

En los aparcamientos de Plaza de Cuba y Avenida de Roma, Martín Casillas anuncia una tarifa de 0,0331 euros por minuto, frente a los 0,022 y 0,023 autorizados por el Ayuntamiento, respectivamente. En cuanto al parking del Paseo de Colón, Sando indica un precio de 0,0306 euros por minuto, cuando el aprobado por el Consistorio es de 0,021.

Martín Casillas aplica además un nuevo redondeo ilegal, consistente en cobrar en fracciones de 10 céntimos de euro. En este sentido, FACUA Sevilla recuerda que la Ley prohíbe cualquier tipo de redondeo al alza, por lo que si los parkímetros no aceptan monedas de 1 ni 2 céntimos, deberán facturar a la baja cuando el precio no sea múltiplo de 5 céntimos.

Ya somos 191.049