Los clientes del banco británico Northern Rock acuden en masa a retirar sus ahorros

El banco pierde un tercio de su valor en Bolsa tras emitir un <i>profit warning</i>.

Los clientes del banco británico Northern Rock acudieron hoy en masa a retirar sus ahorros de la entidad británica formando largas colas a las puertas de las sucursales del banco, después de conocerse que la quinta entidad hipotecaria de Reino Unido se vio obligada a recurrir a un préstamo de urgencia del Banco de Inglaterra para hacer frente a sus problemas de liquidez.

Los ahorradores acudieron en persona a las oficinas del banco para retirar su dinero por las dificultades para contactar con la entidad telefónicamente o a través de Internet, informó el diario británico The Times.

Los clientes que gestionan sus ahorros a través de Internet vieron su acceso bloqueado al estado de sus cuentas cuando intentaban acceder a la página web del banco, según indicó el periódico.

Recurrió a un préstamo de urgencia del Banco de Inglaterra

Northern Rock se ha convertido en la primera entidad del país en reconocer que se ha visto obligada a recurrir a un préstamo de emergencia por parte del Banco de Inglaterra (BoE) debido a las dificultades en los mercados de crédito derivadas de la crisis hipotecaria subprime.

El ministro de Hacienda de Reino Unido, Alistair Darling, autorizó hoy al banco central británico a proporcionar una inyección de liquidez de urgencia a Northern Rock para ayudar a la entidad a "financiar sus operaciones durante el actual periodo de turbulencias en los mercados financieros, mientras el banco realiza las gestiones pertinentes para asegurar una ordenada resolución de sus actuales problemas de liquidez".

La decisión del máximo responsable del Tesoro británico fue tomada en función de las recomendaciones realizadas por el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, y el presidente de la Autoridad británica de Servicios Financieros (FSA por sus siglas en inglés), de acuerdo con el marco establecido en el memorando de entendimiento entre los tres organismos, informó el BoE.

El ministro comentó desde Oporto (Portugal), donde acudió a la cumbre del Ecofin, que la decisión del Banco de Inglaterra de 'rescatar' a la entidad mediante un préstamo de urgencia "fue correcta", aunque reiteró su postura de que los riesgos financieros deben descansar sobre las entidades que realizan las decisiones de inversión.

Por su parte, la FSA consideró que Northern Rock es una entidad "solvente", que "sobrepasa los requerimientos legales de capitalización y tiene buena calidad en su cartera de préstamos".

La decisión de autorizar esta inyección de liquidez "refleja las dificultades que la entidad ha tenido para acceder a financiación a largo plazo y al mercado de titulizaciones hipotecarias, de los cuales depende particularmente Northern Rock", explicó el regulador.

Asimismo, el BoE subrayó que, en cumplimiento de su papel de prestamista de "última instancia" permanece dispuesto a realizar acciones similares en circunstancias comparables cuando las entidades se enfrenten a dificultades de liquidez a corto plazo.

Esta linea de crédito permanente de urgencia del BoE proporciona fondos sin límite de cantidad a los bancos, pero cuenta con una penalización de un punto porcentual sobre los tipos de interés generales en vigor en el país, lo que supone que Northern Rock pagará un interés del 6,75%.

Pierde un tercio de su valor en bolsa

Las acciones de la entidad se dejaron un 31,46% en la sesión de hoy ante las preocupaciones de los inversores por los problemas de liquidez del banco que en el día de hoy reconoció que la crisis de los mercados de crédito y financieros lastrarán sus cuentas de 2007 y 2008.

El quinto banco británico en el negocio hipotecario reconoció que "asumiendo que las actuales condiciones permanezcan hasta finales de año, habrá un impacto claro en el crecimiento de los activos del grupo y, por lo tanto, en sus beneficios".

Asimismo, la entidad admitió que, en función del desarrollo de los acontecimientos en los mercados de liquidez, los tipos de interés, los riesgos crediticios y el mercado hipotecario británico, se producirá un impacto en sus resultados de 2008.

El consejero delegado del banco, Adam J Applegarth, afirmó: "Estamos viendo unas condiciones extremas en la liquidez global que están afectando a los mercados mundiales. Por esta razón, hemos tomado medidas cautelares para controlar nuestra financiación hasta que los mercados se calmen".

"Seguimos centrados en el segmento hipotecario 'prime' de Reino Unido y la calidad de nuestro crédito permanece sólida. La decisión del Banco de Inglaterra refleja el apoyo a la solvencia de Northern Rock", añadió.

Northern Rock aseguró que su actividad se ciñe "exclusivamente al segmento estándar ('prime') y que la calidad de sus créditos es sólida".

La entidad anunció el pasado 20 de agosto que su exposición subprime era de 75 millones de libras esterlinas (109 millones de euros) con calificación AAA y otros 200 millones de libras (290 millones de euros) con exposición al mercado estadounidense de obligaciones respaldadas por deuda (CDOs). El total de esta cifra representa el 0,24% de los activos del banco a 30 de junio de 2007.

Ya somos 191.206