Confirmado un nuevo foco de 'lengua azul' en una explotación de ganado ovino en Córdoba

Se investigarán las explotaciones en un radio de veinte kilómetros alrededor de la finca afectada.

El Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (Madrid) confirmó a la Consejería de Agricultura y Pesca los resultados analíticos que corroboran la existencia de un quinto foco de fiebre catarral ovina o enfermedad de la lengua azul del serotipo 1 en una explotación de Posadas (Córdoba).

Según indicó la Junta en una nota, ante la aparición de este nuevo brote se investigarán las explotaciones localizadas en un radio de 20 kilómetros alrededor de la afectada para poder determinar el nivel de implantación de la enfermedad en la zona.

La explotación origen del nuevo brote tiene un censo total de 590 animales ovinos de los cuales diez muestran síntomas de la enfermedad y uno ha muerto. La Consejería de Agricultura y Pesca fue informada por el titular de la misma de la sospecha de la enfermedad el pasado cinco de septiembre.

Ese mismo día los servicios veterinarios oficiales se personaron en la explotación y tomaron muestras de los animales, que se enviaron inmediatamente al Laboratorio de Sanidad Animal de Córdoba dando resultado positivo. Posteriormente, se remitieron para su estudio al Laboratorio de Algete (Madrid), donde se confirmó el mismo resultado.

Tras estas confirmaciones seguirán tomándose muestras para analizarlas en los laboratorios de Sanidad Animal de la Junta de Andalucía.

La Junta explicó que los animales clínicamente afectados se sacrificarán por razones de bienestar animal y se indemnizará a los ganaderos. Además la Consejería de Agricultura y Pesca tiene a disposición del sector ganadero una línea de ayudas para la contratación de seguros que garantice la retirada de cadáveres de las explotaciones. Esta subvención alcanza hasta el 72 por ciento del coste del seguro.

El Gobierno andaluz destacó que la "intensa" vigilancia de los servicios veterinarios oficiales, así como la colaboración del sector para la detección precoz de la enfermedad, "está permitiendo la rápida actuación de la Administración para el control del virus".

En este sentido, a raíz de la detección del primer brote, localizado en Tarifa (Cádiz), la Consejería publicó la Orden de 26 de julio de 2007 donde se recogen todas las medidas y restricciones de movimiento del ganado.

Ampliación de la restricción

Tras esa orden de julio, el pasado 11 de septiembre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publicó en el Boletín Oficial del Estado una disposición adicional a la citada orden, por la que decidió ampliar a todas las provincias de Córdoba, Málaga y Badajoz y a una parte de Ciudad Real la zona de máximos requisitos y mayor restricción al movimiento de ganado.

Según la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado, los máximos niveles de restricción afectan a todas las provincias de Cádiz, Sevilla y Huelva -que ya estaban incluidas en la anterior orden-, Málaga y Córdoba, mientras que también pasan a tener un mayor nivel de protección las comarcas veterinarias jiennenses de Alcalá la Real, Huelma, Úbeda, Linares, Andújar, Jaén y Santisteban del Puerto.

Fuera de Andalucía, los máximos niveles de protección contra la lengua azul se mantienen en Ceuta y Melilla, y se amplían a toda la provincia de Badajoz y a las comarcas de Almadén, Almodóvar del Campo, Calzada de Calatrava, Ciudad Real y Piedrabuena, todas en la provincia de Ciudad Real.

Ya somos 203.746