Telefónica y Nextel se enfrentan a multas de hasta 300.000 euros por el colapso del servicio en Perú

El Gobierno concluye que fueron responsables de los fallos en la red y pide al organismo regulador sancionar a las dos compañías.

Telefónica de Perú y Nextel se enfrentan a sendas multas de hasta casi 300.000 euros después de que el Gobierno peruano concluyera que ambas empresas de telefonía móvil fueron responsables del colapso del servicio durante el fuerte terremoto que sacudió el sur del país el pasado 15 de agosto.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones encargó al Colegio de Ingenieros de Perú y a la Universidad Universidad Nacional de Ingeniería una auditoría a cinco empresas de telecomunicaciones que concluyó que las filiales de la operadora española y de la compañía estadounidense no cumplen los compromisos asumidos ante el Estado.

"La infraestructura de las dos compañías no cumple con la calidad requerida ante este tipo de emergencias, razón por la cual resultaron insuficientes" para atender la gran cantidad de llamadas después del terremoto", afirmó la ministra de Transporte y Comunicaciones, Verónica Zavala.

Es más, la ministra aseguró que la calidad del servicio que prestaban las dos compañías antes de que se registrara el terremoto ya estaba por debajo de los parámetros permitidos por lo que, según dijo, ninguna contaba con la calidad necesaria para este tipo de emergencias.

Así, anunció que el resultado de la auditoría será próximamente remitido al Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telefonía (OSIPTEL) con la finalidad que aplique "las sanciones respectivas" a los responsables que, según establece la legislación, ascienden hasta 1,2 millones de soles (casi 300.000 euros).

"Hemos remitido un oficio a la entidad reguladora para que cumpla con este proceso, que contempla multas de hasta 350 Unidades Impositivas Tributarias (1,2 millones de soles), todo ello basado en la información y en el sustento técnico que el Ministerio está proporcionando", precisó.

Por último, la ministra Zavala recomendó al regulador modificar el reglamento de calidad del servicio para adecuarlo a las necesidades de control en un contexto de crecimiento acelerado del mercado de servicios de telecomunicaciones para corregir, "a la mayor brevedad posible" las deficiencias establecidas en la auditoría.

Ya somos 203.751