FACUA advierte que existen varias empresas e instituciones denominadas Aula Magna que no tienen ninguna relación con la red de academias clausurada

La Federación advierte a los miles de usuarios afectados que pueden exigir a las financieras la devolución de todo su dinero si los préstamos son vinculados.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) advierte que en España existen varias empresas e instituciones denominadas Aula Magna que no tienen ninguna relación con la red de academias que la semana pasada cerró sin previo aviso sus diecinueve centros, distribuidos por la totalidad de las comunidades autónomas.

FACUA ha tenido constancia de que varias entidades denominadas igual o de forma similar que la citada empresa se están viendo afectadas por su cierre, recibiendo numerosas llamadas de alumnos preocupados e incluso generando desconfianza en una parte de los mismos. Por ello, la Federación considera necesario aclarar la denominación exacta de la firma que ha cerrado por una supuesta quiebra es UP Aula Magna, SL, inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona (tomo 29.499, folio 28, hoja B-152.890, inscripción nº 1) y su CIF es B-61254033. Las oficinas centrales de la empresa estaban en Barcelona, en Avenida Meridiana, 358, 3ª Planta, aunque tenía diecinueve centros en toda España y también prestaba sus servicios por correo en todo el territorio nacional.

FACUA advierte a los miles de usuarios afectados por el cierre de UP Aula Magna que pueden exigir a las entidades financieras la devolución de todo el dinero que hayan abonado si sus préstamos son vinculados.

Los contratos de UP Aula Magna que firmaron los primeros usuarios que han acudido a FACUA para asesorarse sobre sus derechos son a su vez contratos de financiación de los cursos, tratándose, conforme a la Ley de Crédito al Consumo (Ley 7/95), de préstamos que vinculan a la empresa con la entidad de crédito. Así, ante la rescisión unilateral de estos contratos por parte de UP Aula Magna, los usuarios tienen derecho a exigir a la financiera la anulación de sus préstamos y la devolución de todo el dinero que hayan abonado ya.

UP Aula Magna, una empresa que comenzó a funcionar hace cuatro años ofreciendo cursos para preparar oposiciones y exámenes oficiales, cerró la semana pasada todos sus centro por una supuesta quiebra. La empresa no ha informado de su cierre a todos sus alumnos, muchos de los cuales recibían sus cursos a distancia, y no ha facilitado ningún teléfono propio para atender las reclamaciones.

FACUA advierte a los afectados que no actúen de forma individual sino a través de las Asociaciones de Consumidores y Usuarios, ya que en caso de que las financieras no acepten la anulación de los créditos, podrían tomar medidas contra los usuarios por el impago de los mismos. Por ello, es fundamental que los alumnos afectados se asesoren exijan sus derechos a través de los equipos jurídicos de las asociaciones, a fin de evitar acciones judiciales de las entidades de crédito o su inscripción en los ficheros de morosos. La Federación advierte que, lógicamente, el primer paso que deben dar los usuarios es denunciar a UP Aula Magna por incumplimiento de contrato.

Los usuarios que deseen asesorarse sobre sus derechos pueden acudir a las Asociaciones integradas en FACUA en las ocho provincias andaluzas.

Ya somos 197.878