Aplican un fármaco experimental al bebé de Córdoba afectado por botulismo

Es la primera vez que se utiliza en Europa.

Los especialistas que tratan a la niña de dos meses que sufre un raro caso de botulismo en lactante, que está ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Pediátrica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, le han aplicado un fármaco experimental procedente de Estados Unidos y usado por primera vez en Europa, "para prevenir un daño adicional".

En declaraciones a Europa Press, el especialista del Reina Sofía responsable del caso, el neuropediatra Eduardo López Laso, explicó que, aunque la niña está ya "en una fase de franca mejoría, en la que la debilidad muscular que sufre se va resolviendo", se decidió "tratarla", con fines preventivos, mediante una única dosis que se le aplicó el domingo del citado medicamento, una gammaglobulina humana específica para el botulismo de lactantes, que aún tiene carácter experimental, aunque ya superó la fase de ensayo clínico.

López Laso aclaró que la decisión de administrarle dicho fármaco se adoptó "contando con la opinión de la familia" de la pequeña y "tras sopesar los posibles riesgos y beneficios" que ello implicaba, una vez que se consultó "con los especialistas de Estados Unidos que coordinan el tratamiento del botulismo en lactantes, pues tienen mucha experiencia, al haber tratado ya 800 casos" en el país norteamericano, mientras que el botulismo en lactantes apenas se produce en Europa, habiéndose registrado en España sólo tres casos desde 1988, incluyendo el de esta niña ingresada en el Reina Sofía.

El neuropediatra del complejo hospitalario cordobés aclaró que el mencionado medicamento, que no se comercializa y de cuya producción se lleva un registro exhaustivo por las autoridades sanitarias estadounidenses, se le aplicó a la pequeña "con un objetivo preventivo, ante la posibilidad de que la niña siguiera todavía absorbiendo toxinas desde el tubo digestivo, pues el medicamento lo que hace es bloquear las toxinas que pudieran circular por la sangre, previniendo así un daño adicional".

En este punto, López Laso recordó que el botulismo es una enfermedad que sufren, como norma general, adultos y también niños, pero en relación con la ingestión de conservas de verduras, frutas y hortalizas en mal estado, de ahí que sean raros los casos en lactantes, a los que el botulismo puede transmitirse por vía aérea, a través de esporas que, tras ser inhaladas, se instalan en el tracto digestivo y producen la toxina que, al pasar a la sangre, origina la enfermedad, que afecta al sistema nervioso.

Finalmente, respecto a la evolución que puede registrar el estado de la niña, el neuropediatra subrayó que la pequeña está mejorando desde la pasada semana, antes de aplicarle el medicamento experimental, cuando se la extubó y se le retiró la ventilación asistida.

López Laso detalló que la niña "recupera tono muscular progresivamente", aunque todavía permanece ingresada en la UCI Pediátrica, donde tiene "un soporte respiratorio leve, que no tiene carácter invasivo y que cada vez precisa menos, de modo que se prevé que pueda abandonar la UCI a lo largo de los próximos días y pasar a planta de hospitalización".

Ya somos 198.453