El Tribunal de Justicia de la UE no suaviza las precauciones contra las encefalopatías espongiformes

Anula una decisión tomada por la Comisión Europea en junio para relajar las medidas de prevención.

El Tribunal de Justicia de la UE (TUE) anuló hoy la decisión que tomó la Comisión Europea el pasado mes de junio para relajar las medidas de prevención contra la expansión de las encefalopatías espongiformes transmisibles (EET) en la cabaña ovina y caprina por medio de una sentencia que admitió el recurso que presentó Francia contra estas medidas, al considerar que el riesgo de contagio persiste o, incluso, se incrementa.

El TUE difundió la sentencia de un juez de juicios sumarios que estima los motivos del recurso de París contra la decisión de la Comisión de suavizar unas medidas que se fijaron en la UE en 2005 contra las EST, enfermedades neurogenerativas dentro de las que se inscribe la encefalopatía espongiforme bovina (EBB) y la tembladera, pero que también pueden transmitirse al hombre.

En junio de este año la Comisión suavizó las medidas que hay que tomar en la UE, de manera que cuando se pueda descartar la presencia del ESB, los gobiernos pueden sustituir la obligación de sacrificar a los animales por mantenerlos en la granja bajo supervisión y también podrían matarlos para consumo humano después de realizar "test rápidos" para detectar la presencia de la enfermedad.

Francia recurrió decisión y pidió su anulación, al considerar que con ella la Comisión "viola el principio de precaución" tanto por lo que respecta a la evaluación como a la gestión del riesgo. El juez de juicios sumarios le dio la razón y anuló la decisión en virtud de su potestad de suspender una norma comunitaria si el recurso está bien fundado para evitar un perjuicio grave e irreparable.

En este sentido, determina que "subsisten incertidumbres científicas" en relación a la "fiabilidad" de los test a los que hace mención las nuevas disposiciones y da la razón a Francia cuando estima "previsible que los animales sean destinados al consumo humano a pesar de estar infectados por EST no detectados" por dichas pruebas.

También cree justificado el recurso desde el punto de vista de la "urgencia" de actuar, ya que considera que el riesgo de la presencia en el mercado de carnes y productos animales infectados por una EST "aumenta objetivamente después de la entrada en vigor de las nuevas medidas", puesto que pone a la venta productos que han pasado un test frente al sistema anterior, en el que todos los animales eran sacrificados y ninguno comercializado. Esta circunstancia, concluye el juez, "caracteriza un riesgo serio de perjuicio grave e irreparable para la salud de las personas".

Independientemente de la decisión sumaria de anular estas medidas, el TUE advirtió que el Tribunal de Primera Instancia, donde Francia presentó el recurso, dictará su juicio definitivo sobre "el fondo del asunto" posteriormente.

Ya somos 191.347