El Gobierno pretende agilizar los desahucios con diez juzgados en los municipios más saturados

Los propietarios podrán desalojar a los inquilinos si se retrasan quince días en el pago de las deudas una vez requeridas.

El Gobierno aprobó hoy la creación de los 10 primeros juzgados destinados a agilizar los desahucios y desalojo de los morosos "sistemáticos y profesionales", que tratarán de reforzar los municipios más saturados. Si bien, el Ejecutivo aún no ha determinado en qué provincias se ubicarán, según anunció hoy la ministra de Vivienda, Carme Chacón, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Chacón desgranó el conjunto completo de medidas incluídas al Plan de Apoyo a la Emancipación y Fomento del alquiler aprobado por el Gobierno, ahondando en aquellas destinadas a estimular la oferta para conseguir aumentar el parque de viviendas en alquiler, que actualmente supone sólo el 11% del total.

Así, entre las medidas destinadas a garantizar una mayor seguridad a los propietarios, Chacón presentó una propuesta para reformar "lo antes posible" la legislación procesal. De esta forma, se pretende la utilización de juicios rápidos para la reclamación de deudas, así como la reducción de dos meses a quince días el plazo disponible por el inquilino para pagar la deuda desde el requerimiento del pago. Además, esta reforma persigue que la incomparecencia del inquilino equivalga a la aceptación del desahucio y no retrase el proceso. Otros de los aspectos que recoge esta modificación legislativa supone la agilización de las comunicaciones procesales, la limitación del plazo para que el inquilino solicite la asistencia legal gratuita -habitualmente utilizado para retrasar el proceso-, así como que la sentencia que condene al pago de deudas por rentas de alquiler comprenda todas las deudas acumuladas.

Además, los ministerios de Vivienda y Justicia pondrán en marcha una experiencia piloto en Murcia para "optimizar" los recursos necesarios para agilizar los desahucios y contemplar así otras posibles medidas a aplicar.

6.000 euros sin apenas condiciones

El Ministerio de Vivienda se ha propuesto, además, sacar al mercado del alquiler el parque estimado de 3 millones de viviendas vacías existentes en España. Para ello, flexibilizará las condiciones de acceso a las ayudas de 6.000 euros contempladas en el Plan Nacional para propietarios de viviendas libres desocupadas.

Así, se eliminará el límite de superficie de las viviendas (120 metros cuadrados), además de las obligaciones de cobertura de determinados gastos. Por otro lado, la renta máxima de alquiler queda ampliada de forma que, para una vivienda tipo de 80 metros cuadrados útiles y garaje situada en una gran ciudad, el límite pasará de los 571 euros mensuales a los 1.245 euros. Además, estas ayudas serán compatibles con la exención fiscal del 50% en todos los casos y del 100% para alquiler a menores de 35 años.

Según apuntó Chacón, el Ministerio prevé que esta modificación motive un incremento en la concesión de estas ayudas, de forma que pasen de las alrededor de 1.600 en 2006 a unas 18.000 anuales.

Otros incentivos para los propietarios

Por otro lado, el plan de fomento del alquiler dispondrá de incentivos para propietarios de viviendas ya construidas para alquiler protegido a 10 años, como préstamos a un interés bajo y subvenciones de las cuotas hipotecarias de entre 6.000 y 11.700 euros, en función de la ciudad donde se ubiquen, así como la ampliación del período de carencia.

Asimismo, se dispondrá de ayudas a la renovación de áreas degradadas y a la remodelación de barrios siempre que un porcentaje de las viviendas resultantes se dedique al alquiler.

En esta misma línea, el plan contempla la aplicación del IVA superreducido del 4% a las viviendas de nueva construcción destinadas al alquiler de renta básica a 25 años, así como la ampliación de beneficios fiscales para Sociedades y Fondos de Inversión Inmobiliarias que promuevan vivienda protegida en alquiler. Éstas podrán acogerse a la tributación del 1% del Impuesto de Sociedades con una capacidad de financiación ajena que pasa del 50% al 80% del total.

Promoción de suelo público

Otra de las vías de fomento del alquiler supondrá la promoción de acuerdos entre la sociedad pública Sepes y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para promover la urbanización de suelo destinado a la construcción de VPO en alquiler.

Asimismo, prevé la utilización de parte del suelo del Proyecto VIVA -6.000 viviendas protegidas en 8 actuaciones de Sepes en 7 municipios- y otros suelos residenciales de Sepes para la construcción de vivienda protegida en alquiler.

A estos esfuerzos se unirá la oferta de más suelo estatal para aumentar el parque de VPO. En este punto, Chacón avanzó nuevos acuerdos para la liberación de suelo perteneciente al Ministerio de Defensa, que en lo que va de legislatura ya ha dispuesto 9 millones de metros cuadrados.

La SPA se suma al plan

El Ministerio de Vivienda tampoco ha querido dejar fuera del plan de fomento del alquiler a la Sociedad Pública de Alquiler (SPA), mediante la extensión de la intermediación de la SPA a los grandes operadores privados que gestionan viviendas en alquiler.

Además, se prevé el lanzamiento de un nuevo servicio para garantizar una mayor seguridad a los propietarios denominado Alquiler seguro, que incluirá los seguros de multirriesgo de impago y de asistencia jurídica.

En esta misma línea, e incidiendo en la necesaria profesionalización del sector y la mejora de la intermediación, el Gobierno ha aprobado los Estatutos del Consejo General de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API).

Ayudas de 210 euros para los jóvenes

Por el lado de la demanda, Chacón señaló que el Gobierno ha aprobado la tramitación del real decreto relativo a las ayudas directas de 210 euros para jóvenes de entre 22 y 30 años. Asimismo, confirmó la inclusión de las deducciones por alquiler en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008.

No obstante, matizó que los jóvenes que quieran acceder a las ayudas directas deberán acreditar 6 meses de actividad laboral previa a la solicitud o la previsión de otros seis meses después de la misma, e hizo hincapié en que estas ayudas serán incompatibles con las recogidas en el Plan Nacional en vigor.

Otra medida anunciada, supone la "flexibilización" de los requisitos contemplados en el Plan Nacional para el acceso de los inquilinos a las ayudas previstas. Así, se eliminan las "restricciones" relativas a superficie máxima de la vivienda y al precio máximo del alquiler.

Diez medidas para solucionar un problema

La ministra de Vivienda apuntó que ninguna de las medidas especificadas "deroga, cancela o limita" ninguna anterior. Además, destacó la labor conjunta de los ministerios de Vivienda, Economía y Hacienda, Justicia y Defensa en la elaboración de estas 10 medidas que "más pronto que tarde", ayudarán, dijo, a que el acceso de la vivienda "sea un derecho más que un problema".

Chacón, afirmó también que esta batería de incentivos a los propietarios "no trata de reducir los derechos y las garantías de los inquilinos". Además, apuntó que el Ministerio ha tratado de incentivar por igual la oferta y la demanda para "conjurar el riesgo" de un incremento de los precios de los alquileres.

Por último, Chacón evitó valorar las propuestas hechas públicas por el PP en materia de Vivienda, y apuntó que "lo que sí" sabe el Gobierno es que se ha recuperado la deducción por alquiler que eliminó el anterior Ejecutivo popular, y que su gestión supuso un encarecimiento del 500% del suelo y del 150% del precio de las viviendas, así como una caída hasta "mínimos históricos" de la construcción de vivienda protegida.

Ya somos 202.700