Al-Andalus, FACUA, UCE-Andalucía y el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica se unen contra la decisión del Gobierno de liberalizar el uso del vocablo 'bio'

Consideran que se trata de una medida contraria al Derecho Comunitario, que prohíbe el uso de esta denominación en productos que no provengan de la agricultura o la ganadería ecológicas.

La Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa, Al-Andalus, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), la Unión de Consumidores de Andalucía-UCE y el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE) se unen contra la decisión del Consejo de Ministros del pasado viernes, donde se liberaliza, en contra del sector de la agricultura y ganadería ecológica, el uso del vocablo bio.

En una reunión celebrada hoy, las tres federaciones de consumidores y el CAAE han decidido rechazar conjuntamente y de plano la decisión del Consejo de Ministros de liberalizar el término bio para que pueda ser usado por todo tipo de productos alimenticios, sean o no de agricultura o ganadería ecológica, al ser contraria al Derecho Comunitario y atentar directamente contra los intereses de los consumidores.

A nivel estatal el término bio se encontraba protegido desde el año 1993 a través del Real Decreto 1852/93, ahora modificado, y su uso se suponía exclusivo para productos de agricultura y ganadería ecológicas.

A nivel comunitario, a partir del 24 de agosto de 2000 debió comenzarse a aplicar el Reglamento (CE) 1804/1999, de 19 de julio, que prohíbe expresamente el uso de los vocablos bio o eco en productos no acogidos al sistema de control amparado por dicha normativa comunitaria, es decir, a productos agroalimentarios producidos o elaborados por personas físicas o jurídicas no inscritas en los diferentes organismos de control autorizados en los Estados miembros, cuyos productos, por lo tanto, escapan al control que permite utilizar la Indicación Agricultura Ecológica.

En Andalucía, esta prohibición existe desde el 23 de junio de 1996, fecha en que entró un Reglamento aprobado por Orden de la Consejería de Agricultura y Pesca de 5 de junio de 1996.

El Gobierno Central, presionado por la gran industria, ha desprotegido a todo un sector y va a originar más confusión al consumidor, si cabe, en relación a los productos ecológicos.

El Gobierno Vasco liberalizó el término bio en esa Comunidad para los productos lácteos a finales del año pasado y el Tribunal Superior de Justicia, por recurso presentado por el CAAE, ha suspendido cautelarmente la Orden de liberalización por “no ser nada evidente que el consumidor divorcie ese término de los métodos de producción ecológica y no ser la misma conforme al Derecho Comunitario”.

Andalucía cuenta con 70.826 hectáreas dedicadas a este método de producción, con 3.020 operadores de los cuales 2.892 son productores y 128 elaboradores.

Ya somos 203.592