La Agencia de Calidad de Internet endurece los criterios para que las webs obtengan el sello de calidad

El código diferencia entre contenidos ilegales y nocivos para la infancia.

La Agencia de Calidad de Internet (Iqua) ha incrementado los requisitos de su código de conducta de protección del menor para que las páginas web obtengan su sello de calidad.

El código diferencia entre contenidos ilegales y nocivos para la infancia e incluye unos principios generales a cumplir como son los de legalidad, honradez, responsabilidad, confidencialidad, protección de la dignidad humana, de los menores, del orden público, de la vida privada, del consumidor en el comercio electrónico y derecho de la propiedad intelectual e industrial.

A parte de los contenidos ilegales, los diez colectivos calificados como nocivos son aquellos que, según el Iqua, "pudiendo ser accesibles por los adultos, son susceptibles de afectar al desarrollo físico o mental de los menores".

Estos contenidos son los de carácter pornográfico o sexual fuera de un contexto artístico, médico o científico; que incluyen violencia gratuita o puedan inducir a conductas agresivas; que fomenten un trato discriminatorio; o que inciten a trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia o a estereotipos de belleza y éxito fácil.

Igualmente, se consideran nocivas aquellas webs que inciten al consumo de tabaco, alcohol, juegos de azar o medicamentos; apelan al miedo o la superstición o incluyen contenidos de terror que pueden provocar alteraciones físico-psíquicas; usan o incitan al uso de lenguaje soez o grosero; incluyan publicidad que explote su credulidad; o contenidos que pongan en peligro al menor como petición de citas o información personal.

Nuevos riesgos para los menores

El presidente de la Iqua, Santiago Ramentol, explicó a Europa Press que este nuevo código de conducta se ha redactado para adaptarse a los nuevos usos de Internet, la llamada web 2.0, en el que los usuarios dejan de ser simples visitantes para convertirse en productores. Esto, para Ramentol, "aumenta los riesgos" para los menores, debido a su "ingenuidad, y permite nuevas formas, y más graves, de agresiones físicas o psíquicas a los menores.

Medio millar de webs tienen el sello de calidad del Iqua, que garantiza la fiabilidad de estas páginas, pero ahora la agencia aumentará los ítems incluidos en su código de conducta.

Ramentol fue muy duro con algunos servidores, a los que acusó de irresponsables por alojar a webs presuntamente perniciosas para los menores e incluso ilegales. Los propietarios de los servidores, aseguró Ramentol, no cierran ninguna web hasta que no lo dictamina un juez, por lo que el presidente de la Iqua abogó por buscar nuevas fórmulas de intervención judicial para agilizar las denuncias.

El presidente de la Iqua presentó esta nueva guía en la clausura de la segunda jornada sobre protección de menores y TIC, organizada conjuntamente con el Colegio de Abogados de Barcelona.

Ya somos 198.356