FACUA pide al Defensor del Pueblo que intervenga en la subida del establecimiento de llamada de las operadoras de móvil

Presenta una queja formal contra el Instituto Nacional del Consumo por su falta de respuesta, casi seis meses después de la denuncia presentada por la Federación.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha enviado hoy una petición al Defensor del Pueblo para que intervenga ante las "abusivas" tarifas de establecimiento de llamada fijadas por las operadoras de telefonía, al no obtener respuesta por parte del Instituto Nacional de Consumo (INC).

Esta petición se produce un día después de que la Comisión Nacional de Competencia anunciara ayer que ha abierto un expediente sancionador contra las operadoras Movistar, Vodafone y Orange por presunta infracción de las normas de defensa de la competencia como consecuencia de la subida coordinada de sus tarifas del pasado 1 de marzo.

En su escrito remitido a Enrique Múgica, FACUA presenta una queja formal contra el INC y solicita la intervención del Defensor del Pueblo ante la falta de respuesta del organismo del Ministerio de Sanidad y Consumo a la petición de actuación formulada por la organización el pasado 24 de enero, ante la aplicación de una tarifa por establecimiento de llamada de telefonía móvil que, según entiende, no se ajusta a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

La Federación recuerda que al conocerse que Movistar elevaría en un 25% el establecimiento de llamada -como después anunciarían Vodafone y Orange-, se dirigió a Consumo para pedir su intervención, al considerar que la práctica confronta con los cambios introducidos con la entrada en vigor la nueva Ley de Mejora de los Consumidores y Usuarios.

En concreto, la Ley establece que "en aquellos sectores en los que el inicio del servicio conlleve indisolublemente unido un coste para las empresas o los profesionales no repercutido en el precio, no se considerará abusiva la facturación por separado de tales costes, cuando se adecuen al servicio efectivamente prestado".

En ese momento, FACUA indicó al INC que el coste del inicio de la llamada no fue fijado por las operadoras en 0,15 euros más IVA para adecuar su tarifa "al servicio efectivamente prestado, sino como parte de una estrategia para no dejar de ingresar las cantidades que antes provenían de los redondeos al alza en la facturación por tiempo".

Asimismo, la Federación recuerda que las últimas tarifas de interconexión aprobadas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) antes del cambio tarifario de marzo, fijaron en 0,05 euros el precio de establecimiento que Movistar podía cobrar al resto de compañías cuando las llamadas se dirigen a usuarios de su misma red.

FACUA advierte que el coste real de interconexión podría ser inferior a un céntimo, ya que el porcentaje de ingresos por encima de costes que tienen las compañías crece cada año de forma espectacular debido a que los costes disminuyen considerablemente y a que la CMT ha ido imponiendo bajadas poco significativas en dichas tarifas.

Ya somos 190.625