Bruselas insta a ocho países a permitir a otros ciudadanos europeos ser notarios en su territorio

Da ocho meses a República Checa, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Portugal, Eslovaquia y Eslovenia para que modifiquen su legislación.

La Comisión Europea dio hoy un plazo de dos meses a República Checa, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Portugal, Eslovaquia y Eslovenia para que modifiquen su legislación relativa al ejercicio de la profesión de notarios, de manera que permitan desempeñarla en su país a profesionales procedentes de otros Estados miembros.

Bruselas sostiene que la situación actual es discriminatoria y les emplaza a modificarla para evitar una denuncia ante el Tribunal de Justicia de la UE (TUE).

Bruselas confirmó en un comunicado que ha enviado a estos países comunitarios un "dictamen motivado" -segunda fase de un procedimiento de infracción, previa a la tercera y última que es la denuncia ante el TUE- en el que insta a estos países a cambiar la ley nacional que restringe la profesión de notarios únicamente a sus ciudadanos, lo que en su opinión constituye una violación de las normas del Tratado de la UE.

En concreto, la Comisión aduce que la exigencia de condicionar la profesión a ser nacional es "contrario a la libertad de empresa" que garantiza el Tratado de la UE y considera que en este caso no se puede aplicar la excepción relativa a actividades relacionadas con el ejercicio de la autoridad oficial, que quedan fuera del principio de la libertad de empresa.

En este sentido, la Comisión entiende que este no es el caso de los notarios puesto que "no pueden imponer una decisión en contra de la voluntad de una de las partes a las que asesoran". "Los notarios no toman decisiones reservadas a la autoridad del Estado y, por tanto, no se les puede atribuir el ejercicio de tal autoridad", concluye la Comisión.

Bruselas ha remitido cartas con su dictamen motivado a los ocho países, que en una primera fase del expediente defendieron la legalidad de su criterio de nacionalidad.

Por el contrario, la Comisión decidió cerrar el expediente que incoó contra Estonia por la misma causa, de manera que este país se sumó a los que han abolido esta restricción como España, Portugal e Italia. Por su parte, Países Bajos está en proceso de eliminarla también.

En el otro extremo, Bruselas ya ha presentado demandas contra Bélgica, Alemania, Grecia, Francia, Luxemburgo y Austria ante el TUE por negarse a eliminar esta restricción.

Bruselas precisó que los procedimientos de infracción que sigue contra los ocho países no afectan, en modo alguno, a la competencia de los Estados miembros de regular la profesión de los notarios, especialmente en lo relativo a la implantación de medidas -incluidos exámenes- para garantizar la calidad de la profesión.

Ya somos 198.294