Inmaculada Morales Pérez, presidenta del Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía, Ceuta y Melilla

"La venta irregular de gafas de sol y lentes de contacto supone un riesgo sanitario"

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía y FACUA Andalucía tienen suscrito un convenio para la formación y educación en este ámbito. Además, este convenio pretende dar solución a las reclamaciones a través de la vía de mediación.

Pregunta: ¿Qué porcentaje de población sufre algún tipo de alteración en la calidad de su visión?

Respuesta: El porcentaje es variable, pero se estima que un 47% de la población sufre algún tipo de alteración visual susceptible de ser detectada y corregida mediante compensación óptica. Los datos actuales indican que de la población que se atiende en las ópticas andaluzas, el 96% presenta anomalías en la visión, de mayor o menor gravedad. Entre las deficiencias visuales detectadas, la dolencia visual más frecuente es el astigmatismo, seguida de la presbicia -comúnmente conocida como vista cansada-, la hipermetropía y, por último, la miopía.

Sería imprescindible que comentara qué se entiende por optometría y qué diferencia hay con la oftalmología para conocimiento de los usuarios.

La optometría y óptica oftálmica es una profesión sanitaria-no médica-, libre e independiente en la asistencia primaria y es la disciplina científico-sanitaria, que estudia el complejo sistema visual con el fin de obtener de la visión la máxima eficacia. La optometría recurre para ello a varias áreas de conocimiento: anatomía, biología, neurología, farmacología, fisiología, ergonomía, física y química y pretende por tanto obtener el máximo rendimiento visual con el mínimo gasto energético. Esta disciplina actualmente es una diplomatura universitaria a la que cualquier alumno puede acceder en las diez Escuelas de Óptica y Optometría repartidas por el territorio español.

La mayor diferencia con la oftalmología, entre otros muchos aspectos, es que esta última es una profesión sanitaria médica que diagnostica y corrige patologías oculares.

Una de las medidas que por parte de FACUA se incentiva para intentar educar a los consumidores es la prevención. ¿Qué opina de esta medida?¿Existe plan de prevención de detección de la calidad de la visión?

Para el Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía es fundamental transmitir a la población la importancia de la prevención y, por ello, tratamos de colaborar con todos aquellos organismos que dirigen sus esfuerzos en esta misma línea. En este sentido, nos sentimos orgullosos de desarrollar en colaboración con la Consejería de Salud y el Servicio Andaluz de Salud el Plan de Prevención y Promoción de la Visión (PPV). Gracias a este programa cuando un paciente acude a la consulta de su médico de cabecera con algún problema de agudeza visual, el facultativo puede remitir directamente al usuario a cualquiera de las ópticas adheridas al convenio para que se evalúe su capacidad visual. De esta forma, el paciente no tiene que pasar por el especialista y sufrir la consecuente demora asistencial.

En el año 2006 el número de ópticas adheridas al convenio superó las 960 y más de 20.000 personas fueron atendidas en Andalucía. Además, resulta muy importante destacar que este programa lleva ocho años funcionando con éxito y, hoy en día, representa un ejemplo para otras comunidades autónomas interesadas en desarrollar iniciativas de estas características.

¿Qué actuaciones se están realizando desde el Colegio de Optometristas para reducir los problemas de visión y su detección precoz?

Realizamos anualmente campañas informativas para el usuario a través de los establecimientos de óptica y desde el propio Colegio en las que ponemos de manifiesto la importancia de las revisiones periódicas de agudeza visual desde muy temprana edad, sin olvidarnos de la población entre 40 y 65 años que representa el porcentaje mayor de usuarios atendidos en nuestros establecimientos. Dichas actuaciones van encaminadas a informar sobre la necesidad de promover una buena salud visual y prevenir anomalías de la visión; además, informamos sobre otros aspectos como la protección de la visión con el uso de gafas de sol, ergonomía visual, baja visión, visión y deporte y uso de lentes de contacto.

¿Qué opinión le merece la creación del Consejo General del Colegio de Optometristas el pasado año?

Se trata de un gran paso que considerábamos necesario ya que la estructura actual del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas se conforma como delegaciones regionales, que aunque con una cierta autonomía de funcionamiento, no disponen de plena capacidad jurídica y de actuación en su demarcación territorial. Este hecho está provocando que se estén creando Colegios Oficiales Autonómicos y nuestra esperanza es poder concluir el proceso en este año, para definitivamente constituirnos en un Colegio de ámbito plenamente andaluz que ostente un mayor peso institucional en esta Comunidad Autónoma, representando y defendiendo los intereses de un colectivo de más de 2.000 profesionales.

¿Se suelen realizar a menudo campañas de protección ocular?

Para nosotros resulta especialmente importante fomentar la prevención entre la población y tratamos de demostrarlo con iniciativas como el Plan de Prevención y Promoción de la Visión, el programa Plan Visión 65 ó la firma de convenios con instituciones públicas y privadas en Andalucía.

Además, desde el Colegio estamos siempre muy atentos para vigilar todas aquellas prácticas asistenciales o comerciales que puedan ser perjudiciales para el consumidor. Sirva de ejemplo que con la llegada del verano, el Colegio ha de- sarrollado una campaña informativa para concienciar a la población sobre los riesgos para la salud que supone la compra de gafas de sol en canales ilegales sin control como mercadillos, bazares o top manta.

¿Qué pasos debe seguir el consumidor si padece molestias o detecta alteración en su visión?

El óptico-optometrista, en su establecimiento de óptica, es un profesional cualificado capacitado para detectar problemas visuales, graduar y proporcionar soluciones. Nuestra importante red de establecimientos y nuestra cercanía con el consumidor nos permite ofrecer una atención personalizada y de alta calidad. Las últimas tecnologías y los nuevos métodos científicos permiten que los ópticos cuenten cada día con mayores recursos para la detección y mejora de los problemas visuales. Además, desde el Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía tenemos un firme compromiso con la formación continua de nuestros colegiados, ofreciendo de forma periódica cursos y congresos que contribuyan a ofrecer el mejor servicio a la población por profesionales bien formados.

Uno de los objetivos del convenio suscrito entre la delegación regional del Colegio y FACUA es la formación y educación en el ámbito de este sector, así como la salud visual y la solución de las reclamaciones a través de la vía de la mediación. ¿Qué importancia le da al convenio?¿Qué opina de la mediación y el arbitraje como forma de solucionar los problemas?

Este convenio es de vital importancia para nuestro colectivo y tenemos puestas muchas esperanzas en él ya que, en nuestro afán de informar sobre los beneficios de una buena salud visual, FACUA nos podrá servir de nexo de unión con los usuarios para ofrecerles información veraz y contrastada. Al mismo tiempo vamos a ser receptores de cuantas quejas y reclamaciones se planteen en el sector pudiendo tomar medidas correctoras en beneficio del usuario. En este sentido se está dando forma a un acuerdo entre ambas partes con el objetivo de servir de mediador y arbitrar en conflictos que pudieran producirse entre consumidores y establecimientos de óptica, que podría extenderse a nivel nacional mediante un acuerdo que ha sido aprobado por el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas y FACUA España.

Las lentes de contacto están siendo objeto de venta irregular, ¿supone esta práctica algún riesgo para los consumidores?

Este año, el Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía ha presentado una denuncia ante las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía por la presunta venta irregular de lentes de contacto que realiza un establecimiento de la Comunidad a través de Internet.

El consumidor debe saber que la venta de lentes de contacto, catalogadas como productos sanitarios, debe realizarse exclusivamente en establecimientos sanitarios de óptica, siempre bajo la supervisión de un óptico-optometrista. La compra de lentillas sin adaptación personal implica un importante riesgo para la salud visual, ya que sólo un profesional cualificado puede determinar qué personas son aptas para el uso de este tipo de productos sanitarios, así como decidir las condiciones individuales de adaptación (tipo de lentilla, graduación, condiciones de uso, etc.).

Ante esta situación, la Delegación Provincial de Salud ha informado al Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía que ya se ha abierto un expediente sancionador contra la empresa denunciada.

Ya somos 190.852