María Victoria Portilla Fernández, socia de FACUA

"Jazztel empezó a enviarme facturas por un servicio que yo no había solicitado"

Hasta las manos de María Victoria Portilla Fernández, socia de FACUA, llegó una publicidad de Jazztel que le pareció muy interesante, por lo que llamó para informarse mejor de la oferta. La teleoperadora que le dio la información le dijo que le enviarían por correo el contrato para que lo firmara, si es que decidía acogerse a la oferta y darse de alta.

Después de comparar con otras compañías, a María Victoria no le convenció la oferta de Jazztel y decidió darse de alta en otra compañía, por lo que rompió el contrato que le había llegado a su casa.

Un día la usuaria se quedó sin línea de teléfono, por lo que llamó a Telefónica para averiguar qué sucedía. Allí le dijeron que Jazztel había solicitado la baja en su nombre para darle de alta con ellos. Pero los problemas no habían hecho más que empezar ya que "al poco tiempo empezaron a llegarme facturas de Jazztel que me negué a pagar. Me dieron de baja en Telefónica sin mi consentimiento y además querían facturarme unos servicios que yo no había contratado y que no tenía". María Victoria siguió recibiendo facturas de Jazztel donde le requerían que pagara por el servicio de telefonía e Internet, prestaciones que no tenía, ya que "el módem me llegó a casa, pero lo devolví puesto que no me interesó la oferta y no había firmado ningún contrato".

Fue en ese momento cuando la usuaria decidió poner el asunto en manos de FACUA, que comenzó los trámites para solucionar el problema. Además de dar de baja a María Victoria de un servicio que nunca había solicitado, se exigía que le pagaran el alta que tuvo que pagar en Telefónica ya que "cuando quise volver a contratar los servicios de Telefónica, tuve que abonar un alta nueva", dice.

Este caso vulnera la normativa vigente en relación a la implantación de la preselección de operador por los operadores de acceso, que señala expresamente que "el cambio de operador por preselección se iniciará previo consentimiento por escrito del abonado". Por ello, FACUA solicitó la anulación de las facturas emitidas a nombre de María Victoria, así como la liberalización del bucle de conexión y de la línea telefónica para volver a tener acceso a la línea y contratar los servicios de la empresa que le interesaban realmente.

Ya somos 197.911