España contamina y consume casi tres veces por encima de su capacidad, según el primer estudio sobre huella ecológica

Madrid, Canarias y la Comunidad Valenciana están en los peores niveles, pero Baleares es la que más los aumenta en una década.

Los españoles contaminan y consumen casi tres veces por encima de su capacidad biológica (datos de 2005), según los resultados del informe La huella ecológica en España elaborado por primera vez por el Ministerio de Medio Ambiente.

Cada habitante usa y contaminan los recursos de 6,4 hectáreas (huella ecológica), mientras que la biocapacidad del territorio (las hectáreas que pueden consumirse o contaminarse para mantener un desarrollo sostenible) es de 2,43 hectáreas.

Además, estos niveles insostenibles han aumentado un 34 por ciento en los últimos 10 años, ya que en 1995 la huella ecológica de España era de 5,37 y su biocapacidad de 2,73, con lo que los habitantes consumían y contaminaban dos veces más de lo medioabientalmente sostenible.

En todo caso, el estudio muestra diferencias significativas por regiones. Así, Madrid consume y contamina casi 20 veces más de lo que debería. Por delante de esta región sólo se encuentran Ceuta y Melilla, con 41,9 y 38,7 veces más hectáreas consumidas y contaminadas de lo aconsejable. El secretario general para el Territorio y la Biodiversidad, Antonio Serrano, que inauguró el seminario en el que se presentó el estudio, definió los valores de las ciudades autónomas como "absolutamente desmesurados".

En general, los peores índices los registran aquellas comunidades autónomas sometidas a más actividades urbanísticas: Madrid consume y contamina casi 20 veces más; Canarias, 10 veces más; la Comunidad Valenciana, 7; Cataluña, 6; Baleares, 5,7; País Vasco, 5,4; Murcia, 3,9; Andalucía 2,8 ; Asturias, 2,3; La Rioja, Cantabria y Navarra, 1,6; Galicia 1,5; y Aragón, 1,1. Sólo las regiones tienen un valor por debajo de 1 reflejan un desarrollo sostenibles y están son las menos pobladas: Castilla-La Mancha y Extremadura, con 0,8; y Castilla y León, con 0,7.

Respecto a las variaciones en la última década, la que más a empeorado sus niveles es Baleares, que crece un 55 por ciento. Sólo Cantabria, Asturias y La Rioja, han disminuido la diferencia entre lo que pueden consumir y contaminar y lo que efectivamente hacen, mientras que el País Vasco se mantiene en los mismos niveles de hace diez años y el resto de comunidades han aumentado sus diferencias.

La huella ecológica a nivel mundial

A nivel mundial, Estados Unidos, Europa, India y China consumen y contaminan más del 200 por ciento de lo que deberían, mientras que Japón supera el 560 por ciento. Juntos, utilizan del orden del 75 por ciento de la biocapacidad de la tierra. Cuando una área sobrepasa su capacidad lo que hace es importar recursos de otras. Las talas de bosques, el agua potable y las emisiones de CO2 asociadas al consumo energético son los principales responsables de esta situación.

Con las políticas emprendidas en esta legislatura en España, según Serrano, el escenario previsible en 2020 es similar al actual, mientras que una reducción sólo se conseguiría cambiando la cultura de consumo. De no hacer nada, la insostenibilidad aumentará. "Con las políticas puestas en marcha, España mejoraría muy significativamente respecto a la media de la UE, pero manteniéndonos en los niveles de ahora", indicó.

A su juicio, para mantener estos niveles es fundamental el Programa AGUA y su "incidencia muy significativa" para la sostenibilidad de recursos; la política forestal y los resultados de la lucha contra incendios; y los programas de adaptación al cambio climático en materia energética, en especial los de energías renovables.

Ya somos 203.748