Victoria judicial

FACUA logra que un socio recupere el importe íntegro de un todoterreno Tata defectuoso

La Audiencia Provincial de Cádiz ha ratificado la sentencia en la que además se resolvía el contrato con la financiera ya que éste se encontraba vinculado a la compra del vehículo.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha logrado, a través de una sentencia judicial, que a un socio se le devuelva el importe íntegro de un vehículo todoterreno de la marca Tata, importado por Nissho Motor España, por ser defectuoso, así como que se le desvincule del préstamo que había solicitado para la compra del automóvil.

El socio de FACUA V.A.C. compró un coche Tata Safari en Recajerez, SL, un concesionario de Jerez de la Frontera (Cádiz) por un importe de 18.630 euros. En el momento de la compra, el usuario suscribió un contrato de préstamo con Finanmadrid EFC S.A., por recomendación del concesionario, para hacer frente a la compra del vehículo.

Sin embargo, al poco tiempo el usuario empezó a tener problemas con su nuevo vehículo, teniendo que llevar el coche al taller por primera vez pocas semanas después de su compra por problemas con la dirección, entre otros.

Las visitas al taller continuaron hasta que dos años después de la compra del vehículo el usuario acudió a FACUA, desde donde se le recomendó que hiciera un informe pericial para realizar una evaluación del coche. En ese momento, se constató que desde la adquisición del vehículo se habían producido tres averías muy graves, no habituales en vehículos nuevos y no achacables a un desgaste normal o mal uso. Estos desperfectos estaban relacionados con la avería del motor por sobrecalentamiento, para lo que hubo que cambiar el motor entero, la pérdida de aceite hidráulico, que afectaba a la seguridad del vehículo y la pérdida de apriete de un tornillo del conjunto de dirección.

Además, se constataron otros problemas achacables a la mala calidad del material empleado en la fabricación. Todo esto afectaba seriamente a la seguridad del coche ya que estas desperfectos podían ocasionar averías con un riesgo importante para el conductor y los ocupantes del vehículo.

El usuario solicitaba la resolución del contrato de financiación, ya que el préstamo estaba vinculado a la compra del vehículo y en el momento de la devolución del mismo ya no tenía razón de ser.

Cabe destacar que durante el juicio se hizo alusión a que el vehículo, antes de su venta, había permanecido durante casi un año estacionado en el exterior, pudiéndose derivar de esta situación el mal estado del coche cuando el usuario lo compró.

Finalmente, el Juzgado de Primera Instancia número dos de Jerez dictó sentencia favorable al socio de FACUA, declarando resuelto el contrato de compraventa entre el usuario y el concesionario así como el de financiación suscrito con Finanmadrid, condenando a esta última a devolver al usuario la cantidad pagada hasta el momento de la sentencia más las mensualidades que continuara abonando durante el procedimiento.

Tras el recurso interpuesto por las empresas demandadas, la Audiencia Provincial de Cádiz ratificó la sentencia, por lo que se procedió a la devolución del vehículo y la resolución del contrato de financiación.

Ya somos 191.397