Telefónica factura a una socia de FACUA noventa y nueve llamadas no realizadas

Se trata sólo de un ejemplo más de entre las numerosas irregularidades en las facturaciones cometidas por Telefónica, la empresa más denunciada por los consumidores andaluces.

Telefónica ha facturado a una usuaria sevillana noventa y nueve llamadas no realizadas y, pese a que la misma ha demostrado la irregularidad cometida por la empresa, ésta se ha negado, en una actitud prepotente, a aceptar la reclamación, que ahora está en manos de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA).

M.M.S., socia de FACUA Sevilla, recibió una factura en la que se incluían 403 llamadas metropolitanas, pero en el desglose de estas llamadas, un servicio de pago que casualmente había sido contratado por la usuaria, sólo se detallaban 304. Sorprendentemente, aunque M.M.S. planteó a Telefónica una reclamación demostrando con estos datos el error, la empresa le dio la misma respuesta que a casi todos los usuarios que denuncian irregularidades en la facturación, indicando que “como consecuencia de las pruebas realizadas, consideramos que los importes son correctos”.

FACUA denuncia que éste caso es sólo un ejemplo más de entre las numerosas irregularidades en las facturaciones de llamadas cometidas por Telefónica, algo que la convierte en la empresa más denunciada por los consumidores andaluces, y de la falta de voluntad por parte de la compañía para atender estas reclamaciones, que son rechazadas de forma sistemática o ni siquiera contestadas.

Asimismo, FACUA advierte de la enorme dificultad que tienen los usuarios para detectar y demostrar anomalías en los cobros, ya que a diferencia de otros servicios como la luz, el agua y el gas, en el suministro telefónico no existen contadores en los domicilios en los que puedan comprobarse que la facturación se realiza correctamente en función de los consumos.

Para colmo, Telefónica no facilita información detallada de las llamadas más realizadas, las locales, para facilitar la verificación de los cobros, sino que hace negocio con este tipo de datos, ofreciéndolos como un servicio de pago al desproporcionado precio de 500 pesetas mensuales más los impuestos indirectos, esto es, 1.160 pesetas por cada factura bimestral.

Ya somos 198.329