Se pierden dos discos con datos de 25 millones de británicos de una oficina del Ministerio de Economía

El primer ministro pide disculpas y el titular de Economía asegura que si algún ciudadano pierde dinero por un uso fraudulento de sus datos bancarios, las pérdidas serán cubiertas.

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha expresado su "profundo pesar" por los "inconvenientes y preocupaciones" que está provocando la pérdida de los datos de 25 millones de ciudadanos que se beneficiaron de ayudas por hijos, al tiempo que prometió que el Gobierno hará todo lo posible para evitar que esos datos se empleen para cometer fraudes.

En la noche del 20 de febrero, el Gobierno británico admitió la pérdida de dos discos informáticos de la oficina de Ingresos y Aduanas que incluyen los nombres y fechas de nacimiento, así como datos bancarios y direcciones de 25 millones de ciudadanos.

"Lamento profundamente y pido disculpas por los inconvenientes y preocupaciones que se ha causado a millones de familias que recibieron beneficios por hijos", señaló Brown durante una acalorada sesión de control en la Cámara de los Comunes. "Cuando ocurren errores, tenemos una obligación de hacer todo lo que podamos para proteger a los ciudadanos", aseguró el primer ministro.

En este sentido, aseguró que "la idea de que somos complacientes sobre esta cuestión es ridícula. Estamos haciendo todo lo que es necesario". "No hay ninguna excusa para que no se sigan los procedimientos adecuados", precisó.

Por su parte, el líder de los conservadores, David Cameron, consideró que el Gobierno "ha fallado en su primera labor, que es proteger a la población", generando el enfado de los ciudadanos. "Lo que la gente quiere de su primer ministro en un día como este es (...) que sea un gran hombre y acepte alguna responsabilidad", opinó.

Para el líder de los tories, sería "francamente extraño" para los ciudadanos que Brown pretendiera seguir adelante con sus planes de crear un documento nacional de identidad. Asimismo, los conservadores habían expresado sus dudas de si el ministro de Economía, Alistair Darling, "está a la altura del cargo".

El ministro de Economía explica lo ocurrido

Darling expresó su malestar por lo ocurrido, pero subrayó, en declaraciones a la BBC, que no hay pruebas que confirmen que se ha hecho un uso inadecuado de los datos. No obstante, reconoció que su confianza se ha visto "golpeada" por lo que describió como un incidente "catastrófico".

"Los ciudadanos confían en el Gobierno para que cuide la información que le da -de los beneficios por hijos o cualquier otro propósito- y esto no ocurrió en este caso", lamentó el ministro, que admitió que la información desaparecida "nunca debería haber abandonado el edificio en el que estaba almacenada".

En este sentido, Darling negó que el problema tenga que ver con la fusión de los departamentos de Ingresos y Aduanas y a los recortes de personal, como aseguran algunos empleados de este organismo en correos electrónicos remitidos a la BBC.

Asimismo, precisó que los bancos están vigilando ya los 7,25 números de cuentas cuyos detalles se encontraban en los discos perdidos, que contenían los datos personales de todos los beneficiarios de ayudas por hijos en el país. En este sentido, aseguró que si algún ciudadano pierde dinero por un uso fraudulento de sus datos las pérdidas serán cubiertas.

Según la reconstrucción de los hechos ofrecida por el ministro, toda la base de datos de los receptores de ayudas por hijos fue enviada por correo interno por un funcionario a la oficina de cuentas a través de la empresa de mensajería TNT el 18 de octubre. Los responsables de Ingresos no supieron de lo ocurrido hasta el 8 de noviembre y Darling y Brown no fueron informados hasta el día 10.

Al parecer los funcionarios implicados en la pérdida, que no actuaron conforme a las normas, esperaron para informar a sus superiores con la esperanza de que los discos aparecieran. Según Darling, la Policía considera que no hay razones para creer que acabaron en manos equivocadas. En todo caso, Scotland Yard está supervisando la búsqueda de los discos.

Ya somos 203.748