Bruselas considera que España ha actuado correctamente contra la pesca con explosivos

Ha archivado una denuncia presentada por una cofradía de pescadores gallega.

La Comisión Europea considera que "las autoridades españolas han adoptado las medidas oportunas para garantizar y reforzar la prohibición del uso de explosivos en la pesca" en Galicia, motivo por el cual ha decidido archivar una denuncia presentada por una cofradía de pescadores gallega.

Así lo comunicó el comisario de Pesca Joe Borg en respuesta a las preguntas parlamentarias que le formularon por separado los eurodiputados de Iniciativa per Catalunya (ICV), Raúl Romeva, y del Partido Popular, Daniel Varela.

Los parlamentarios querían saber si la Comisión tenía intención o había tomado alguna medida reciente para atajar el problema que plantea la pesca con explosivos que, citando informaciones periodísticas, continúa produciéndose en Galicia, o si había recibido alguna denuncia adicional o si tenía constancia de dicha práctica en otras zonas de la costa europea.

Asimismo, los eurodiputados preguntaron la opinión de la Comisión sobre las medidas adoptadas para impedir esta práctica pesquera por parte de las autoridades españolas y su conveniencia.

El comisario de Pesca recordó en primer lugar que la normativa comunitaria prohíbe la pesca con explosivos. Destacó a continuación que el uso de explosivos por pesquerías de la costa noroccidental española ya fue objeto de atención pública en 2004 y, más recientemente, en 2007. Además, en 2006 la Comisión recibió una queja formal de la Cofradía de Pescadores de San Andrés de la localidad coruñesa de Portosín para denunciar prácticas de pesca ilegal con explosivos que no eran suficientemente perseguidas por las autoridades españolas.

En la investigación que llevó a cabo sobre esta denuncia, el Ejecutivo comunitario concluyó que, aunque en España se han "detectado" prácticas ilegales de este tipo, "tanto las autoridades españolas como gallegas han adoptado medidas preventivas y correctoras para garantizar que la prohibición (de pescar con explosivos) se respeta".

Entre ellas, Borg citó "la planificación de la inspección a los barcos pesqueros implicados" en prácticas ilegales, "el despliegue de medidas específicas tales como perros especialmente adiestrados para detectar explosivos" o la "retirada de las licencias para pescar".

Por ello, el comisario de Pesca subrayó que "no hay ninguna prueba de que la normativa comunitaria esté siendo aplicada de forma deficiente en la actualidad" por parte de España y que "no se justifican medidas adicionales respecto a España".

Ya somos 198.216