España incumplirá el Protocolo de Kioto en 2010 si no aplica nuevas medidas

Sólo otros dos países, Dinamarca e Italia, superarán también sus límites de emisiones de dióxido de carbono.

España incumplirá por un margen muy amplio (más de 14 puntos porcentuales) su objetivo de reducción de emisiones bajo el protocolo de Kioto en 2010 si no aplica nuevas medidas para combatir el cambio climático. Además de España, sólo otros dos países de la Unión Europea -Italia y Dinamarca- superarán sus límites de emisiones de CO2 autorizadas, según las proyecciones hechas públicas hoy por la Comisión Europea.

Pese al retraso de estos tres Estados miembros, Bruselas cree que, en conjunto, los antiguos quince Estados miembros todavía están a tiempo de respetar su compromiso colectivo de recortar un 8% las emisiones de CO2 en 2010 respecto a los valores de 1990 y que podrían lograr incluso una reducción global superior, del 11,2%.

De acuerdo con el reparto interno pactado entre los Quince, a España le correspondería limitar el aumento de emisiones a un 15% respecto a 1990. Pero, con las políticas actuales, el incremento en 2010 será del 42,3%. Con la obtención de créditos mediante inversiones para recortar el CO2 en países terceros, un mecanismo previsto por Kioto, se podría lograr una disminución adicional del 11%, y con planes de reforestación, otro 2%. Aun así, en el mejor de los casos, la subida en España se situará en el 29,2%.

El comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, señaló en rueda de prensa que los datos de España "no son buenos", pero agregó que las autoridades españolas "son conscientes de ello" y están tomando nuevas medidas para reducir las emisiones. En este sentido, destacó que el Gobierno está desarrollando "una política muy ambiciosa de renovables y es uno de los tres países más avanzados en tecnologías de renovables" y que ha elaborado un plan de asignación de emisiones "bastante estricto" para la industria para el periodo 2008-2013.

"Tenemos que animar a España a que tome todas las medidas necesarias -aunque (las autoridades españolas) ya tienen un plan y están trabajando de acuerdo con ese plan- para alcanzar el objetivo de reducción que tienen", dijo Dimas. Resaltó además que algunas iniciativas adoptadas a nivel de la UE, como la inclusión de la aviación en el mercado de emisiones en 2011 o la directiva de calidad de los carburantes, tendrán un impacto positivo también en España, y se refirió también a la mejora de la eficiencia energética en los edificios.

En 2005, las emisiones en España aumentaron un 3,6% respecto al año anterior y un 52,3% respecto a 1990. Las principales causas de estos incrementos son el mayor uso de combustibles fósiles para generar electricidad y suministrar calefacción y el aumento del transporte por carretera, según un informe publicado también este martes por la Agencia Medioambiental Europea. Este estudio alude al plan de medidas urgentes contra el cambio climático aprobado por el Gobierno el pasado mes de julio y señala que las autoridades españolas consideran que este plan les permitirá cumplir los objetivos de Kioto.

En cualquier caso, el comisario de Medio Ambiente destacó que los objetivos de Kioto asignados a cada Estado miembro forman parte de la normativa europea y si algún país no los respeta "estará vulnerando la legislación comunitaria y se les someterá a un procedimiento de infracción".

Desvincular emisiones de crecimiento

Las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE-15 en 2005 (el año más reciente del que se tienen datos completos) fueron un 2% más bajas que en el año de referencia. Ello contrasta con un crecimiento económico superior al 35% en ese mismo periodo, y demuestra que la UE "ha roto el vínculo que tradicionalmente significaba que el crecimiento económico se traducía inevitablemente en un aumento de emisiones", según el comisario de Medio Ambiente.

Las proyecciones del Ejecutivo comunitario indican que, con las políticas y medidas existentes, las emisiones de los Quince se reducirán un 4% de aquí a 2010. La compra de créditos mediante proyectos de reducción de emisiones en países en vías de desarrollo permitirá un recorte adicional del 2,5% y las actividades de reforestación otro 0,9%, con lo que se llegaría al 7,4%. Bruselas cree que si se ponen en marcha rápidamente las medidas adicionales que están siendo objeto de debate en la actualidad podría lograrse un 4% de disminución, hasta el 11,4%.

Entre estas medidas, el Ejecutivo comunitario destacó la propuesta para incluir a la aviación a partir de 2011 en el comercio de derechos de emisión o para imponer una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de los combustibles para el transporte de un 10% entre 2011 y 2020. El sistema de comercio de emisiones contribuirá al recorte de las mismas en alrededor del 3,4%.

Con arreglo al Protocolo de Kioto, los Estados miembros de los Quince se han comprometido a reducir en 2008-2012 sus emisiones colectivas de gases de efecto invernadero un 8% en comparación con los niveles registrados en el año de referencia. No hay ningún objetivo colectivo para las emisiones de EU-25 o EU-27. La mayoría de los Estados miembros de EU-12 han adquirido compromisos individuales para reducir sus emisiones un 6% o un 8 % respecto al año de referencia en ese mismo período, algo que cumplirán según las proyecciones. No se ha establecido ningún objetivo para Chipre ni para Malta.

Ya somos 198.244