La penetración de Internet en América Latina es aún muy limitada

Se sitúa por debajo del 20% del total de la población.

La penetración de Internet en América Latina es aún muy limitada, al situarse por debajo del 20% del total de la población, y el consumo de prensa sigue siendo extremadamente bajo, incluso en países como México, donde el índice de difusión no alcanza los 15 ejemplares por cada 1.000 habitantes.

Así se desprende del informe Medios de Comunicación. Tendencias 2007. El escenario iberoamericano, elaborado por la Fundación Telefónica y presentado ayer en la Casa de América, en Madrid, por su vicepresidente ejecutivo, Javier Nadal y el director del informe, el catedrático de la Universidad de Málaga, Bernardo Díaz Nosty.

El estudio, en el que participaron medio centenar de especialistas españoles y extranjeros, revela que el número de usuarios de internet en la región permanece netamente por debajo del 20% de la población, donde sobresale la posición de naciones como Chile, con un 40%, y Argentina, con un 35%.

Además, revela que el consumo de prensa de Alemania casi iguala al de todos los países iberoamericanos, incluidos España y Portugal, y que la suma de ventas diarias de prensa de Suecia, Finlandia y Holanda, con 30 millones de habitantes, superan las de todos los países de habla hispana, con una población superior a 350 millones.

Por otro lado, el estudio editado por Ariel en la Colección Fundación Telefónica destaca que el escenario mediático actual en la región está determinado por la complejidad, la diversidad cultural y la heterogeneidad, pero también por la convergencia, especialmente en el área de las nuevas tecnologías.

Los autores del informe confían en que la falta de un mercado supranacional iberoamericano en la actualidad pueda ser una realidad con el tiempo gracias al uso común del español, para lo cual abogan por la colaboración entre ambas orillas para marcar la tendencia del escenario iberoamericano en los próximos años.

En este sentido, el director del informe asegura que la brecha analógica en la región, que expresa el diferencial de lectura de América Latina con Europa, se encuentra más mitigada en Internet, pese a que la llamada brecha digital es, según precisa, heredera de otras desigualdades previas a la creación de la Red.

Por último, afirma que los sistemas de medios en la región reflejan algunos déficit como consecuencia de la ausencia de libertad de prensa, con 32 periodistas asesinados en 2006, la inexistencia de un mercado supranacional, la debilidad de los medios públicos y el consumo de contenidos audiovisuales polarizados, entre otros.

Ya somos 203.591