Protección de Datos pide en el Congreso una respuesta reactiva frente a YouTube

Las medidas se dirigirían especialmente a la protección de menores.

El director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo, reclamó ayer en el Congreso una respuesta reactiva clara frente a aquellos productos "deplorables y execrables" que hay en YouTube, durante su comparencia ante la Comisión Constitucional para presentar la memoria del organismo durante 2006.

"Quiero manifestar mi preocupación sobre fenómenos como YouTube que, de forma ilícitan, pueden poner a disposición de cualquiera nuestra imagen y someter a notables riesgos la privacidad y dignidad del ser humano", comentó. A su juicio, Internet no puede ser en ese sentido un territorio sin ley, donde la impunidad esté instalada. Por ello, aseguró que respuestas nacionales válidas y efectivas.

Junto a YouTube, alertó de los riesgos derivados de los motores de búsqueda, como Google o Yahoo, y de los servicios de correo alectrónico y aseguró que los usuarios desconocen el alcance del uso de sus datos personales al utilizar estos servicios.

Protección de menores

En este sentido, adelantó que en éste ámbito "podrían llegar a traducirse en un plan sectorial, teniendo en cuenta la rápida realidad cambiante". Además, recalcó que estas medidas deben dirigirse, muy especialmente, a la protección de menores, "evitando que puedan convertirse en las víctimas más perjudicadas por la aparente ausencia de reglas".

"Las nuevas tecnologías pone hoy en jaque los criterios tradicionales de garantía de privacidad y exige una actualización y adaptación urgente", dijo.

Otra de esas innovaciones es la videovigilancia, que está conviertiendo España en un Gran Hermano. Así, relató la importante proliferación de aparatos de videovigilancia, tanto públicos como privados. Los ficheros referidos a los mismos han pasado de sólo 10 en 2003 y 375 en 2006 a casi 3.500 en la actualidad. "La evolución de los datos registrados parece indicar que somos los propios ciudadnaos los que estamos dispuestos a convertirnos en nuestro propio Gran Hermano", afirmó.

Apostasía

Por otro lado, el director de la Agencia apuntó que hasta septiembre de 2007 se han recibido 168 peticiones de cancelación en los Libros de Bautismo de la Iglesia Católica y que ha lo largo del año anterior se dictaron unas 50 resoluciones que estimaban este derecho.

No obstante, precisó que la mayoría de las resoluciones han sido recurridas ante la Audiencia Nacional que, en sentencia de 10 de octubre de este año resolvió el primero de los recursos, desestimándolo e instando al Arzovispado de Valencia a cumplir la Resolución de la Agencia.

Aunque esta decisión ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo, Rallo recordó que la Audiencia entiende que los Libros de Bautismo tienen la consideración de ficheros y están sujeros a la normativa de protección de datos. Igualmente, dijo que el alto tribunal considera que el bautimo como sacramento supone la presunción o indicio de pertenencia a la Iglesia Católica, por lo que debe atenderse a la petición de quien desee dejar constancia a su oposición de ser considerado miembro de la misma.

Rallo también dió cuenta de que la Agencia ha alcanzado ya la cifra de un millón de ficheros inscritos en el Registro General de Protección de Datos (RGDP). En lo que va de año, empresas y orgnaismos públicos han notificado más de 180.000 nuevas bases de datos, lo que supone un incremento del 8 por ciento respecto a 2006.

También adelantó que próximamente el Consejo de Ministros aprobará el reglamento que desarrolla la Ley Orgánica de Protección de Datos. En este sentido, la diputada del PP, Carmen Matador, requirió a la Agencia que atendiera las peticiones de algunos profesionales de pequeñas y medianas empresas que solicitan que el reglamento aclare algunas lagunas de la norma.

Ya somos 191.206