Inmovilizan 500 kilos de carne de cerdo en siete restaurantes de Barcelona por simular que era de ternera

Un perjudicado realizó una denuncia al detectar en un restaurante 310 kilos de solomillo de cerdo que había sido comercializado falsificando el etiquetado y el registro sanitario de su empresa.

El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y el Ministerio de Sanidad y Consumo han inmovilizado 500 kilos de carne de cerdo en siete restaurantes de Barcelona porque se ofrecía como carne de ternera.

Además, ha sido detenido el responsable de una carnicería que podría haber distribuido 2.000 kilos de carne de cerdo simulando que era solomillo de ternera a más de diez restaurantes y cuatro residencias geriátricas. El detenido falsificó el etiquetado de una empresa de reconocida solvencia y utilizaba un registro sanitario falso.

El hombre, Leonel O.C., de 62 años y vecino de Premià de Dalt (Barcelona), quedó detenido por varias estafas, falsedad documental y delito contra la salud pública.

La investigación se inició a raíz de una denuncia de un perjudicado, al detectar en un restaurante 310 kilos de solomillo de cerdo que había sido comercializado falsificando el etiquetado y el registro sanitario de su empresa.

El martes de la semana pasada, los agentes policiales y los técnicos del Ministerio comprobaron in situ que el establecimiento carecía de la Autorización Sanitaria de Funcionamiento y que los productos que ofrecía no cumplían las condiciones higiénico-sanitarias exigidas por Sanidad. Por ello, se precintaron tres cámaras frigoríficas y dos arcones congeladores con pollo, ternera y jamones. Además, la carnicería está a punto de ser clausurada por orden de Sanidad.

La carnicería Carnes Otero, en el número 50 de la avenida Diagonal de Barcelona, en el barrio de Diagonal Mar, está abierta al público dos días a la semana y distribuía carne y otros productos alimentarios a varios restaurantes del centro de la capital catalana y geriátricos.

Ya somos 203.591