Solbes dice que España ha dado "marcha atrás" en la rebaja del diferencial de inflación con la eurozona

Cree que la caída en las ventas de coches es un indicio más de la transición de la economía española a un modelo más equilibrado.

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, admitió ayer que España ha dado "marcha atrás" en la reducción del diferencial de inflación con la zona euro y reiteró que la subida de un 4,1% en el nivel de precios en noviembre "no es una buena cifra". Solbes atribuyó esta evolución negativa a "la excesiva dependencia de los productos energéticos y especialmente del petróleo" y a los precios de los alimentos.

"En inflación estamos a 1,1 punto de diferencial de la inflación media de la UE (el 3% en noviembre), que es más o menos la media de estos últimos años, y por lo tanto hemos echado marcha atrás respecto a lo que habíamos conseguido de mejorar la situación", dijo Solbes en declaraciones a la prensa a la entrada de la reunión mensual de ministros de Economía de la eurozona.

Reconoció que el 4,1% de repunte del IPC en noviembre "no es una buena cifra" aunque agregó que no se trata de un dato "totalmente excepcional" porque las diferencias respecto a la eurozona "son parecidas a las que hemos tenido en términos medios en estos años". El vicepresidente subrayó que el Gobierno ya está "trabajando" para controlar la inflación, con iniciativas "en el ámbito de la comercialización para evitar comportamientos de precios colusorios" de los alimentos, y que seguirá haciéndolo en el futuro.

A su juicio, la subida de noviembre se ha debido fundamentalmente a la "excesiva dependencia" de España de los precios del petróleo. Ello hace que "cuando el petróleo baja, nuestra inflación baja más rápidamente; pero cuando sube, sube más rápidamente". "No es un problema que lo podamos resolver en 48 horas. Hay que trabajar en reducir la intensidad energética y evidentemente intentar conseguir ser más eficientes en ese sector", resaltó.

Al ser preguntado sobre si a España le conviene para controlar la inflación que el Banco Central Europeo (BCE) suba los tipos de interés en su reunión del próximo jueves, Solbes eludió realizar una valoración directa. Se limitó a señalar que "el objetivo del BCE es mantener la inflación para conseguir que el crecimiento en la zona euro sea lo más sostenido y lo más continuado posible y a España le conviene muchísimo que exista crecimiento en la zona euro y que sea continuado".

Solbes fue interrogado además por la caída en un 5,9% de las ventas de coches en España en octubre y señaló que este dato se inscribe en la transición hacia "un sistema más equilibrado de crecimiento con algo menos de consumo privado, algo menos de inversión en vivienda, algo más de inversión en otras cosas, algo más de exportación y algo menos de importación".

"Cuando hay correcciones en esa dirección hay que considerarlas como normales y como que van en la dirección correcta", señaló el vicepresidente. "El crecimiento que seguimos teniendo es alto", dijo. Insistió en que el crecimiento potencial de la economía española está alrededor del 3% y por ello esta cifra "debería ser la tendencia a largo plazo". "Yo creo que si somos capaces de crecer a ese 3% durante los próximos años tendremos muy buenos resultados", subrayó.

Ya somos 203.789