La UE acuerda cambios en las reglas del IVA, que afectarán a los servicios de telecomunicaciones y electrónicos desde 2015

Tras vencer la resistencia de Luxemburgo.

Los ministros de Economía de la Unión Europea han acordado modificar las reglas del IVA aplicable a los servicios después de vencer la resistencia de Luxemburgo, que se oponía a los cambios.

Tras la reforma, el IVA de los servicios electrónicos y de telecomunicaciones se aplicará en el país en el que se encuentre el consumidor y no, como hasta ahora, en el que está establecida la empresa que los presta.

El objetivo de esta iniciativa, que incluye además la puesta en marcha de un sistema de ventanilla única en la UE para facilitar a las empresas el pago del IVA, es terminar con la competencia fiscal que hace que las grandes empresas de telecomunicaciones se instalen en los países de la UE donde el tipo del impuesto es más bajo, como Luxemburgo con su 15%, frente al 19,6% en Francia o el 21% en Bélgica.

El primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, había vetado durante el último año la reforma alegando que provocaría a su país pérdidas de ingresos fiscales por valor de 200 millones de euros anuales, el 1% de su PIB. El tipo reducido para telecomunicaciones ha atraído a Luxemburgo a grandes empresas del sector como Skype o AOL.

Para vencer la resistencia de Luxemburgo, el resto de socios acordaron retrasar la entrada en vigor de la norma a 2015 por lo que se refiere a los servicios electrónicos y de telecomunicaciones, en lugar de 2010 como estaba inicialmente previsto. Además, fijaron un mecanismo transitorio que permitirá a las autoridades luxemburguesas quedarse con el 30% de los ingresos del IVA de servicios entre 2015 y 2016 y con el 15% entre 2017 y 2018. A partir del 1 de enero de 2019 desaparecerá este mecanismo de retención.

"Les ha seducido el encanto del sentido común", dijo Juncker tras lograrse el acuerdo, según explicaron fuentes diplomáticas.

Los ministros de Economía de la UE alcanzaron además un acuerdo para prorrogar hasta el 31 de diciembre de 2010 los tipos de IVA reducidos que aplican República Checa, Chipre, Malta, Polonia y Eslovenia a una serie de servicios en virtud de sus respectivos Tratados de Adhesión y que en su mayoría caducan en 2004.

De esta forma, se equiparan las condiciones con los antiguos quince Estados miembros, que el año pasado ya lograron una prórroga para los servicios que necesitan mucha mano de obra. El acuerdo fue posible después de que la Comisión se comprometiera a presentar ya en 2008 una propuesta legislativa sobre los tipos reducidos, tal y como exigía Francia, que quiere incluir los restaurantes.

Ya somos 204.100