El Banco Central Europeo mantiene los tipos de interés al 4%

<b>Trichet</b> admite que se debatió una posible subida, pero que se decidió mantenerlos por la incertidumbre en los mercados.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés en el 4% por sexto mes consecutivo después de haber aplicado el pasado mes de junio una subida de un cuarto de punto que situó el precio del dinero en el nivel más alto desde agosto de 2001.

El presidente de la institución, Jean Claude Trichet, reveló que algunos miembros del Consejo de Gobierno del BCE abogaron por incrementar los tipos, opción que finalmente fue rechazada por la incertidumbre en los mercados ante una crisis financiera que "todavía está evolucionando" y cuyos efectos no se han trasladado a la economía real.

La crisis de confianza en los mercados financieros provocada por el desplome del sector subprime norteamericano y las dificultades para conseguir liquidez ha hecho que, por el momento, la institución decida mantener el precio del dinero estable en espera de la evolución de los mercados financieros, a pesar del fuerte incremento registrado por la inflación.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de la zona euro repuntó en octubre cinco décimas hasta situarse en el 2,6% interanual, lo que representa seis décimas más que el objetivo de estabilidad fijado por el BCE.

Trichet repitió en varias ocasiones que ante los riesgos inflacionistas la institución no tolerará la materialización de efectos secundarios en la economía real y solicitó un incremento de la competencia entre los actores económicos encargados de fijar precios como una medida de ayuda al BCE en el cumplimiento de su mandato primordial de velar por la estabilidad de precios.

"Las últimas informaciones han confirmado la existencia de fuertes presiones al alza a corto plazo en la inflación y se ha confirmado completamente nuestra valoración de que hay riesgos al alza sobre la estabilidad de precios en el medio plazo", dijo Trichet.

Hacer frente a los riesgos

"El Consejo de Gobierno permanece listo para hacer frente a los riesgos al alza sobre la estabilidad de precios, tal y como requiere su mandato. Sin embargo, la reapreciación del riesgo en los mercados financieros está todavía evolucionando y se acompaña de una perentoria incertidumbre sobre su impacto potencial en la economía real", añadió el presidente del BCE. De este modo, afirmó que la institución "vigilará muy de cerca cualquier desarrollo y actuará de forma oportuna y firme para asegurar que no se materialicen efectos secundarios y riesgos para la estabilidad de precios en el medio plazo".

Asimismo, Trichet rechazó las críticas respecto a una posible lentitud a la hora de elevar los tipos de interés en 2005 alegando que "entonces también se les criticó por subirlos". Por otro lado, el Banco Central Europeo revisó sus proyecciones de crecimiento para este año, dejándolas en un rango de entre el 2,4% y el 2,8% para 2007, mientras que para el próximo ejercicio pronostica un crecimiento de entre 1,5% y el 2,5% y una horquilla de entre el 1,6% y el 2,6% para 2009.

Sin embargo, las expectativas de inflación del BCE asumen que la tasa de IPC armonizado se mantendrá "significativamente" por encima del objetivo del 2% en los meses venideros y plantean una "gradual moderación" en el transcurso de 2008.

"El periodo de tasas de inflación temporalmente altas podría ser más prolongado de lo previsto inicialmente", dijo Trichet. De este modo, las proyecciones de inflación del BCE se sitúan en un rango de entre el 2% y el 2,2% para el presente curso y de entre el 2% y el 3% para 2008, mientras que en 2009 pronostican una horquilla de entre el 1,2% y el 2,4%.

Ya somos 197.911