España y la Comisión Europea continúan con su enfrentamiento por el precio de la banda ancha

Bruselas mantiene que los españoles pagan un 20% más y el secretario de Estado de Telecomunicaciones dice que las tarifas están en la media comunitaria.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, se reunió hoy durante casi una hora con la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, pero el encuentro no sirvió para resolver el enfrentamiento que mantienen España y el Ejecutivo comunitario por el precio de la banda ancha.

El portavoz de Kroes insistió en que los españoles pagan un 20% más por el ADSL que la media comunitaria mientras que Ros rechazó de nuevo este dato y dijo que las tarifas en España se sitúan en la media comunitaria.

"La comisaria continúa creyendo en las cifras de Telefónica que indican que los precios son un 20% más altos que la media europea porque confiamos en las cifras de Telefónica", dijo el portavoz de Competencia al término de la reunión entre Ros y Kroes. La Comisión asegura que fue el operador español el que le proporcionó este dato en el marco de la investigación que terminó con una multa de 152 millones de euros el pasado julio.

Por su parte, el secretario de Estado de Telecomunicaciones insistió en que "no hay ningún informe que diga lo del 20%". "Hay informes que dicen que hay ofertas más caras, pero lo del 20% no hay ningún informe que lo diga. La Comisión se refiere a una afirmación que alguien de Telefónica hizo hace tres años. Pero se ha evolucionado mucho, estamos en un sector muy dinámico", resaltó.

Ros aseguró que los precios de la banda ancha en España se encuentran "en el entorno de la media" de la UE, con "algunas tarifas que puedan estar por encima y otras que pueden estar por debajo". A su juicio, el motivo de que los diferentes organismos internacionales que miden esta cuestión afirmen que los precios españoles son más altos es que "no se están comparando cantidades homogéneas".

Por ello, explicó que el Gobierno está "hablando con las instituciones que elaboran los datos para que los datos que aparecen sobre España sean más precisos". En concreto, señaló que debe tenerse en cuenta la velocidad realmente entregada por los operadores a los clientes, ya que, asegura, España es "uno de los países donde el nivel de entrega de velocidad está más cerca del teórico contratado". También debe valorarse a la hora de calcular el precio, insistió Ros, que "más del 90% de los contratos que hay en España además de banda ancha incluyen voz".

"Si uno analiza los datos y compara las cantidades adecuadas se ve que en España en los últimos tres años y medio o cuatro años el número de conexiones de banda ancha se ha multiplicado por cuatro y la velocidad media se ha multiplicado por diez", señaló el secretario de Estado de Telecomunicaciones.

También dijo que, según los datos del Gobierno, "tanto en hogares como en empresas el porcentaje conectado a banda ancha en España es superior a media europea". "El número de empresas conectadas a la banda ancha es 10 puntos superior a la media europea. La banda estrecha prácticamente ha desaparecido de España mientras que en otros países todavía sigue habiendo bastante banda estrecha", subrayó.

Aumentar la competencia

El secretario de Estado de Telecomunicaciones explicó a la comisaria Kroes lo que está haciendo España para aumentar la "transparencia" y la "calidad" en el sector. "Tenemos ahora un marco regulatorio en España que probablemente sea de los más avanzados de Europa y quizá del mundo", aseguró Ros, que puso como ejemplo la publicación de una página web (www.usuariosteleco.es) donde el Gobierno ofrece información sobre las ofertas de los diferentes operadores.

Por su parte, el portavoz de Kroes señaló que la comisaria escuchó "atentamente" las explicaciones de Ros sobre las medidas adoptadas por España para "mejorar la competencia y aumentar la transparencia de precios". "La comisaria le ha felicitado", dijo Todd, quien agregó que en ningún momento de la reunión se habló de Telefónica.

Ya somos 198.334