Bruselas expedienta a Italia por no hacer cumplir la directiva que limita la emisión de publicidad en televisión

Es el segundo país, tras España, contra el que inicia un procedimiento de infracción por estos motivos.

La Comisión Europea ha iniciado un procedimiento de infracción contra Italia por no hacer cumplir varias disposiciones de la directiva de Televisión Sin Fronteras por lo que respecta a la limitación de la publicidad en televisión.

Bruselas ha enviado a Roma una carta de emplazamiento en la que constata que la televisión italiana no cumple las limitaciones ni por extensión, ni por frecuencia y emite, en contra de la norma, anuncios que no reconocen el derecho a la dignidad o son discriminatorios.

Estos elementos figuran en la directiva de Televisión sin Fronteras que la UE adoptó definitivamente el mes pasado y que, según la CE, no se cumplen en Italia. "Las televisiones necesitan a los anunciantes y los anunciantes necesitan a las televisiones, pero también debemos tener una efectiva protección de los consumidores", señaló en un comunicado la comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, que apuntó que "lo que necesitamos en una publicidad responsable".

Según la Comisión, Italia no aplica correctamente la ley europea por lo que respecta al límite máximo de 12 minutos de anuncios por hora de emisión y a la regla de un intervalo mínimo de 20 minutos entre cada bloque de publicidad cuando se inserten en películas.

Al contrario de lo que dispone la directiva, Italia no computa los anuncios de televenta como publicidad ni considera como tal tampoco las telepromociones, de lo que resulta que "programas como informativos sean interrumpidos indebidamente y haya cortes de anuncios más largos". Asimismo, denuncia que "reglas básicas de la publicidad en la directiva, como las que aseguran el respeto para la dignidad humana y la no discriminación no se aplican a los mensajes de autopromoción que se emiten en la televisión italiana".

Italia es el segundo país de la UE contra el que la Comisión inicia un procedimiento de infracción por no cumplir las normas que limitan la publicidad en televisión. El primero fue España, contra quien lanzó un expediente el pasado mes de julio por las "violaciones numerosas y frecuentes" de la normativa por parte de las grandes cadenas de televisión, en especial de la prohibición de sobrepasar los 12 minutos de publicidad o teletiendas por hora.

La carta de emplazamiento es el primer paso de un procedimiento de infracción, en el que la Comisión espera ahora escuchar las explicaciones del Estado miembro afectado. Si no le satisfacen, pasará a la segunda etapa, con el envío de un dictamen motivado, en le que especificará qué hay que modificar y de qué manera. Entonces Bruselas dará un plazo de dos meses para que el país responda adecuadamente antes de incoar el tercer y último paso del expediente, la denuncia ante el Tribunal de Justicia de la UE.

Ya somos 191.113