La CMT compara las tarifas de ADSL en España con las del resto de países de la UE

El estudio fue solicitado por el Defensor del Pueblo y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones.

El Consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha aprobado un informe sobra la situación de los precios minoristas de acceso a Internet de banda ancha en España, solicitado por el Defensor del Pueblo y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.

El análisis tiene por objeto comparar los precios de la banda ancha en España con los de los países de la UE. La CMT ha centrado su estudio en las ofertas dirigidas al segmento residencial de los veintisiete países de la UE y emplea datos de junio de 2007. Se han descartado aquellas ofertas que limitan el uso de Internet a un determinado número de horas, así como las ofertas empaquetadas que incluyen televisión. Tampoco se han podido tener en cuenta, "dada la imposibilidad de contar con datos europeos", los descuentos y promociones.

Ante la no disponibilidad de información de datos sobre los hábitos de consumo de banda ancha de los países europeos que hubiera permitido comparar los precios medios de cada país, la CMT ha tenido que utilizar como aproximación la variable oferta más barata (en inglés best entry price), variable también empleada en otras comparativas (como la de la OCDE).

Los precios finales de la comparativa están expresados en euros/mes sin IVA y en euros-PPP (ponderados por el nivel de poder adquisitivo de los diferentes países), e incluyen la cuota de alquiler de la línea telefónica, ya que una condición indispensable para disfrutar de estos servicios es tener una conexión de línea y además supone un coste adicional que debe asumir el usuario.

Para el estudio, la velocidad del servicio se ha dividido en tres tramos: baja (de 144 Kb hasta 1,99 Mb), media (de 2 Mb hasta 9,99 Mb) y alta (a partir de 10 Mb). En cada tramo de velocidad, la CMT ha identificado la oferta que supone el menor desembolso para el consumidor (best entry price), separando las comparativas de ofertas de sólo banda ancha y las referentes a las ofertas empaquetadas de banda ancha y voz. Asimismo, la comparativa se ha desglosado en dos grupos: uno con las ofertas de todo el mercado y otro limitado a los antiguos monopolios estatales.

Resultado de la comparativa

La CMT considera que las ofertas más representativas son aquellas referidas a productos empaquetados de banda ancha con tráfico telefónico. "Estos paquetes 'doble play' suponen", según la Comisión, "el 71,68% de las líneas de banda ancha contratadas por los usuarios españoles".

Si se tienen en cuenta las ofertas empaquetadas de todos los operadores, en el rango de velocidad más representativo en España –de 2 Mb hasta 9,99 Mb (velocidad media)– la oferta (PPP) más barata a junio de 2007 es de 40,20 euros, un 9,6% inferior a los 44,50 euros de la media de las mejores ofertas de la UE. Para la velocidad alta (a partir de 10 Mb) la oferta más económica en España es de 46,60 euros PPP, el 7,4% más barata que la media de las mejores ofertas en la UE (50,30 euros), mientras que el precio de la mejor oferta española en velocidades bajas es un 4% más cara: 36,00 euros PPP frente a los 34,60 euros de la media comunitaria.

Telefónica

Por su lado, el operador incumbente español, Telefónica, presenta como ofertas más bajas, en todas las modalidades de servicios empaquetados de banda ancha y servicio telefónico, unos precios PPP más elevados que las medias de las mejores ofertas de sus homólogos comunitarios.

En su oferta con mayor cuota de mercado a junio de 2007, la de velocidad baja (hasta 2 Mb), la tarifa PPP más económica es de 51,00 euros, un 27,5% más cara que la media de la UE, que es de 40,00 euros.

Para la velocidad media, Telefónica fija un precio PPP de 56,40 euros, frente a los 48,10 euros de media de las mejores ofertas de los ex monopolios de la UE (un 17,2% superior).

En las velocidades altas (más de 10 Mb), la media de las ofertas más económicas de la UE es de 55,20 euros, pero no ha sido posible hacer la comparación ya que, a junio de 2007, Telefónica aún no disponía de una oferta minorista de usuarios residenciales de esas características.

Ya somos 198.334