Líderes europeos de la UE reconocen la sequía como prioridad política

Piden a la Comisión Europea que presente un informe de situación en 2008.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE reconocieron el viernes que la escasez de agua y de la sequía en Europa son una prioridad política y pidieron a la Comisión Europea que presente un informe de situación en 2008 para, a partir de él, desarrollar una estrategia sobre este ámbito de cara al año 2012.

Los líderes europeos hicieron una mención a la escasez de agua y la sequía en la UE en las conclusiones que adoptaron en el Consejo Europeo que se celebró este viernes en Bruselas. Saludaron en primer lugar el acuerdo que adoptaron los ministros europeos de Medio Ambiente el pasado mes de octubre que, por primera vez, reconoce estos dos aspectos como "prioridad" política y como problemas que afectan a numerosos países de la UE.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE invitaron a la Comisión a "presentar un informe en 2008 y, a partir de él, a revisar y desarrollar la estrategia evolutiva de la UE hasta 2012, teniendo en cuenta la dimensión internacional".

El Consejo Europeo reconoció asimismo "la necesidad de reforzar la relación existente entre actividad económica y biodiversidad en el plano europeo" y expresó su "satisfacción" por "la iniciativa de la UE sobre actividad económica y biodiversidad y el compromiso adquirido por la Comisión de facilitar asistencia técnica".

El Consejo de Medio Ambiente del pasado 30 de noviembre reconoció por primera vez a la sequía y la escasez de agua como un problema común en la UE contra los que hay que luchar con medios como el ahorro o la buena gestión de los recursos y, en última instancia, con medios "alternativos" como la desalación o la reutilización.

Los ministros europeos acordaron que la sequía y escasez de agua requieren una "gestión integrada del agua" que, sin embargo, "no puede reducirse al aspecto europeo, dado que tiene repercusiones internacionales tales como una relación directa con la pobreza y la inmigración", por lo que estima que hay que tratar estos temas también en ámbitos internacionales.

Desde el punto de vista interno, la UE respaldó plenamente la aplicación de la directiva marco del agua, que, entre otros elementos, abogó por una buena calidad de todas las aguas europeas y fomenta un uso sostenible para mitigar los efectos de inundaciones y sequías.

Asimismo, los líderes europeos respaldaron este viernes el reconocimiento que hizo el Consejo de Medio Ambiente de que la sequía y la escasez de agua "han ganado en importancia desde el punto de vista técnico y político", con "repercusiones directas sobre los ciudadanos y sobre sectores económicos como la agricultura, la silvicultura, el turismo, la industria, la energía o el transporte". También se señaló el "estrecho vínculo" que existe entre la sequía, a degradación del suelo y la desertificación, así como con un "mayor riesgo" de incendios forestales y sus efectos sobre la contaminación atmosférica y la emisión de gases de efecto invernadero.

El reconocimiento político de esta cuestión admite también que "la gestión ineficaz de los recursos" es un "problema fundamental" que influye en la escasez de agua y apuesta por aplicar "un planteamiento enfocado a la demanda, la mejora de la eficacia hídrica (por ejemplo, con la reducción de pérdidas por filtraciones) y de otras medidas educativas".

Política marítima común

Por otra parte, los líderes europeos acogieron positivamente los planes presentados recientemente por la Comisión Europea para crear una política marítima común, "los primeros pasos concretos para desarrollar un enfoque integrado" sobre este punto y anima a Bruselas a seguir trabajando para presentar un informe de progreso a finales de 2009.

Teniendo en cuenta la debida subsidiariedad en este ámbito, el Consejo Europeo considera que una futura política marítima común debería asegurar "sinergias y coherencia" entre los sectores y afrontar los "retos" que afronta este sector en Europa, centrando la atención particularmente en islas, archipiélagos y regiones ultraperiféricas. También deberá tener en cuenta la dimensión internacional, añadieron las conclusiones.

El texto que adoptaron los líderes de la UE también hace mención expresa de las regiones ultraperiféricas, entre las que se encuentran las Islas Canarias. Saluda los "positivos resultados" que ha dado la estrategia de 2004 de la Comisión hacia estos territorios y espera ver los progresos en un informe con propuestas que se presentará como muy tarde en octubre de 2008.

Ya somos 198.333