Renfe devuelve tres veces los billetes de los nuevos AVE por retrasos en cuatro días de servicio

Ha establecido un compromiso de puntualidad más exigente que el fija la Ley ferroviaria, pero menos que el que asume para el resto de servicios AVE.

Renfe se vio hoy obligada a devolver el importe íntegro del billete a los pasajeros de dos de los nuevos AVE inaugurados el pasado fin de semana, los dos del trayecto Málaga-Madrid, tras acumular retrasos de 40 minutos y de casi 1 hora y 40 minutos, respectivamente.

De esta forma, ya son tres las devoluciones de billetes que la compañía ferroviaria ha tenido que efectuar en los nuevos AVE desde su puesta en servicio comercial los pasados días 23 y 24 de diciembre, tras la que realizó el lunes en un trayecto del AVE Madrid-Valladolid que llegó a la capital con 40 minutos de retraso.

En la jornada de hoy las demoras afectaron al AVE Madrid-Málaga. La primera al Málaga-Madrid que partió de la capital andaluza a las 7.10 horas, con un total de 281 viajeros a bordo y llegó a Madrid 40 minutos después de lo previsto.

El segundo retraso fue de una hora y 40 minutos y afectó al AVE Málaga-Madrid que partió a las 14.00 de Málaga con 240 pasajeros y arribó a Madrid a las 18.15 horas, frente al horario inicialmente establecido para las 16.40 horas, informaron a Europa Press en fuentes de la compañía ferroviaria.

Fallo en sistema de señalización

Los retrasos en el AVE a Málaga se debieron a un fallo en el dispositivo que tienen los trenes para leer el sistema de señalización de la línea AVE Madrid-Sevilla, por la que realiza gran parte de su recorrido. Este trazado cuenta con sistema de señalización denominado LZB, distinto al Ertms instalado en el resto de líneas AVE, incluidas el tramo Córdoba-Málaga.

El dispositivo no leyó una de las señales, lo que hizo que el tren se parara y tuviera que reiniciar todo el dispositivo de lectura de señales, con la consiguiente acumulación de retraso, según explicaron en la mañana de hoy en rueda de prensa el presidente de Renfe, José Salgueiro, y su director de AVE Larga Distancia, Abelardo Carrillo.

Respecto a la demora del AVE a Valladolid del lunes, detallaron que la ocasionó se debió un retraso en la circulación del tren de exploración que todas las mañanas recorre las líneas AVE antes del inicio del servicio comercial.

Pese a estos incidentes, los directivos de Renfe calificaron de "bastante satisfactorio" el inicio del servicio comercial por estas líneas, "dada su complejidad" desde el punto de vista tecnológico.

Asimismo, enmarcaron estos incidentes en el periodo "de rodaje" de la puesta en marcha de un nuevo servicio, un periodo que, según reconoció, la compañía "no es capaz de determinar" el tiempo que se prolongará.

Tanto el presidente de Renfe, como el director general de Infraestructuras Ferroviarias del Adif, Manuel Sánchez Doblado, desvincularon estos incidentes a una eventual falta de mayores pruebas de las líneas. Garantizaron que los técnicos realizaron las pertinentes pruebas establecidas en los distintos protocolos en las dos líneas antes de su puesta en marcha, que, según aseguraron, se iniciaron en 2005 en el caso del AVE a Valladolid y a mediados de 2006 en el de conecta con Málaga.

Los nuevos trenes AVE transportaron un total de 8.410 viajeros desde su puesta en marcha hasta la mañana de hoy, lo que implica una ocupación media del 50%, que oscila entre un máximo y un mínimo del 27% y el 53% en el AVE a Valladolid (en el que uno de los trenes circuló ayer con todos los billetes vendidos) y de entre el 51% y el 62% en el de Málaga.

Compromisos de devolución

Para estas nuevas líneas Renfe ha establecido un compromiso de puntualidad más exigente que el fija la Ley Ferroviaria, pero menos que el que asume para el resto de servicios AVE.

En concreto, en los nuevos AVE la compañía se compromete a devolver la mitad del importe del billete con un demora de entre quince y treinta minutos, y todo el precio cuanto el retraso exceda la media hora.

En el caso de los trenes Alvia que realizan por el AVE parte de sus recorridos, reintegra el 25% del billete con retrasos de más de 20 minutos, la mitad con demoras de más de 40 minutos y el 100% cuando y llega a su destino más de una hora tarde.

El compromiso de puntualidad tradicional de Renfe en el AVE fija una devolución del 100% con demoras de más de cinco minutos, mientras que la Ley Ferroviaria, fija, con carácter general, devolver la mitad del billete con más de 60 minutos de retraso y el 100% cuando se excede de 90 minutos.

Ya somos 203.787