FACUA considera preocupantes las carencias en las inspecciones sobre fiestas de fin de año

Demanda a las administraciones locales y autonómicas que los inspectores visiten los locales y verifiquen si tienen licencia y si no exceden el aforo máximo permitido.

FACUA-Consumidores en Acción considera "preocupante" que en numerosas ciudades no se produzca un número de inspecciones municipales y autonómicos proporcional a la cantidad de fiestas ilegales de fin de año, esto es, las que se celebran en locales sin autorización para este tipo de eventos, o aquéllas en las que se supera el aforo máximo permitido en los locales.

El portavoz de la organización de consumidores, Rubén Sánchez, destacó que este tipo de celebraciones pueden poner en riesgo la seguridad de los usuarios, por lo que es "fundamental que durante la celebración los inspectores visiten los locales y verifiquen si tienen licencia y si no excede el aforo máximo permitido".

En este sentido, indicó que "muchas fiestas legales venden más entradas de las permitidas y se pone en riesgo al usuario" de cara a un posible desalojo por un incidente y en cuanto a la calidad de la fiesta por la saturación. Así, aseguró que esto es "algo medible y debe dar lugar a clausura de fiestas".

Sánchez enumeró como denuncias más comunes por los consumidores de cotillones la pérdida del abrigo por dejarlo en guardarropas sin vigilancia, el aforo desproporcionado y la falta de bebida y comida en proporción al número de entradas vendidas.

Ante esta situación, FACUA indicó que es fundamental que cuando el cliente entre a la fiesta no entregue la entrada, ya que "luego no tendrá prueba de haber sido usuario". Así, señaló que al entrar pueden romperle media entrada para evitar su reutilización por otra persona, pero "siempre que pueda ser empleada para hacer una reclamación". Además, advirtió de que al dejar el abrigo "el consumidor debe quedarse como mínimo con un comprobante".

Ya somos 198.172