La tasa de ahorro de las familias españolas no alcanza el 10% de su renta

Aumenta la participación de los hogares en fondos de pensiones y el gasto en el consumo final.

La tasa de ahorro de los españoles se situó en el 9,9% de su renta bruta disponible entre el cuarto trimestre de 2006 y el tercero de 2007. La cifra supone una caída de tres décimas con respecto al periodo precedente y vuelve a situarse a los mismos niveles que en el tercer trimestre de 2006, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por tanto, el valor total de ahorro en los hogares llegó a los 7.532 millones de euros al final de 2007 a consecuencia del incremento del gasto en consumo final y de la mayor participación de los hogares en los fondos de pensiones.

La mayor participación de los hogares en los fondos de pensiones y el incremento del gasto en el consumo final, que alcanzó el 5,1%, contribuyeron a estas cifras de ahorro en dicho trimestre. También lo hizo que los hogares lograran una renta disponible de 157.638 millones de euros en términos absolutos, un 3,8% más que en el mismo periodo de 2006.

Gran parte de este aumento se debió al aumento del saldo de rentas primarias (un 6,5%), entre lo que es destacable el crecimiento del excedente de explotación y de las rentas mixtas (7,8%), así como el de la remuneración de asalariados (7,2%). Por otra parte, las rentas netas de la propiedad percibidas por los hogares disminuyeron un 9,3%.

En la misma línea, el aumento de los impuestos que gravan la renta y patrimonio (21,4%) y el crecimiento del volumen de cotizaciones sociales pagadas (6,8%) por encima de las recibidas (3,8%) modificaron la renta disponible de los hogares. Así, no sólo descendió la tasa de ahorro al 4,8% en el tercer trimestre de 2007, un punto menos que el año anterior, sino que tanto hogares como instituciones sin ánimo de lucro presentaron una necesidad de financiación de 17.170 millones de euros, equivalente al 6,8% del Producto Interior Bruto (PIB) trimestral.

Financiación nacional

Dejando a un lado a los hogares, la renta disponible de las sociedades no financieras protagonizó un descenso interanual del 69,1% en su renta disponible hasta los 2.817 millones de euros. Ésto, unido al saldo positivo de 1.833 millones de transferencias de capital netas recibidas, no fue suficiente para afrontar las inversiones (37.581 millones), por lo que la necesidad de financiación aumentó un 3,2% hasta alcanzar los 32.931 millones de euros, un 13,1% del PIB trimestral.

Mientras tanto, las administraciones públicas aumentaron su renta disponible un 17,8% hasta los 72.493 millones de euros, gracias al crecimiento interanual de los impuestos netos (14,7%). Así, el ahorro alcanzado un valor absoluto de 39.997 millones, un 33,4% más que en el tercer trimestre de 2006, gracias al incremento del gasto en consumo final del 8,8%. Gracias a estas cifras de ahorro, la capacidad de financiación de las inversiones llegó al 8,5% del PIB trimestral.

Por su parte, también aumentó la renta disponible de las sociedades financieras, aunque en este caso de forma más significativa, un 78% hasta los 5.757 millones de euros, lo que permitió financiar el volumen de inversión los 1.157 millones a los que ascendió el volumen de inversiones.

De esta forma, la capacidad de financiación representó un 1,6% del PIB, un total de 4.028 millones de euros. En cuanto al conjunto de los sectores institucionales, la necesidad de financiación de la economía nacional con respecto al resto del mundo fue de 24.868 millones de euros, un 9,9% del PIB trimestral.

Ya somos 190.586