El 3,8% de los conductores sometidos a controles de estupefacientes dio positivo

Tras los primeros test en Oviedo, Zaragoza, Badajoz y Madrid, la Fiscalía de Seguridad Vial, la DGT y la Guardia Civil tienen previsto extenderlos a toda España.

El 3,8% de los conductores sometidos a controles de drogas durante las pruebas realizadas en las carreteras españolas entre el 15 y el 23 de diciembre dio positivo, según los datos oficiales facilitados a Europa Press.

Ésta es la segunda vez que la Fiscalía de Seguridad Vial, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Guardia Civil, pone en marcha este dispositivo de control de sustancias estupefacientes en los conductores. La primera operación de este tipo se realizó a finales de octubre y principios de noviembre en las ciudades de Oviedo, Zaragoza, Badajoz, en donde se detectó que un 4,8% de las personas conducía bajo los efectos de las drogas.

En esta ocasión, los controles se hicieron por sorpresa en las mismas provincias españolas, a excepción de Madrid, en donde se realizaron por primera vez. En esta segunda oleada, un total de 866 conductores se sometieron a esta prueba salival, de los que treinta y tres dieron positivo.

En Madrid, de los 325 conductores analizados el 16 de diciembre, un 2,1% dio positivo. En Oviedo, donde la prueba se realizó el pasado 15 de diciembre, un 4,4% de los conductores había consumido sustancias estupefacientes.

Del mismo modo, en Badajoz un 5,2% dio positivo en el control realizado el 22 de diciembre, en tanto que el número de infractores en Zaragoza ascendió a un 4,7%. Cabe destacar que ningún conductor se negó a realizar la prueba, que consiste en un test salival.

Por su parte, la Fiscalía de Seguridad Vial, la DGT y la Guardia Civil tienen previsto extender en las próximas semanas los controles de drogas en toda España, especialmente en los lugares de ocio y en lineas generales, donde existan indicios de que hay conductores bajo los efectos de las drogas, según informaron a Europa Press en fuentes de la Fiscalía.

Estos dispositivos permiten, a través de una muestra de saliva, detectar de forma rápida (entre 5 y 10 minutos) y fiable (hasta 12 horas después de su consumo) la presencia de sustancias estupefacientes.

La Fiscalía pretende que las sanciones y la pérdida de puntos para estos infractores sean similares a las establecidas por el consumo de alcohol.

Ya somos 203.714