Tras el expediente de Bruselas, Apple igualará los precios de la música ofertada en iTunes en todos los países de la UE

La CE decide cerrar el expediente sancionador.

La Comisión Europea decidió hoy cerrar el expediente sancionador contra Apple tras el compromiso del gigante informático de cobrar los mismos precios en toda la UE por las descargas de canciones de su tienda virtual iTunes. Ello pondrá fin al tratamiento discriminatorio que se aplica en la actualidad a los consumidores de Reino Unido, que pagan tarifas más altas.

La actuación comunitaria fue desencadenada por la denuncia presentada en 2005 por la asociación de consumidores británica Which?, que inicialmente se dirigió a las autoridades del Reino Unido y luego a Bruselas, al darse cuenta de que se trataba de un problema más amplio y no sólo limitado al mercado británico.

La investigación del Ejecutivo comunitario ha aclarado además que no existen acuerdos entre Apple y las principales compañías discográficas para determinar cómo se organizan las tiendas de iTunes en Europa, sino que es la empresa de Steve Jobs la que decide teniendo en cuenta las leyes de propiedad intelectual de cada Estado miembro.

Bruselas inició el pasado mes de abril una batalla contra Apple y las grandes compañías discográficas por considerar que los acuerdos de distribución a los que habían llegado limitaban el acceso de los consumidores a las tiendas iTunes y les obligaban a pagar precios distintos dependiendo del país europeo en el que residieran. Estas prácticas, a juicio de la Comisión, vulneraban la legislación de la UE en materia de competencia.

La tienda iTunes tiene diferentes ventanas en cada uno de los Estados miembros, y los consumidores sólo pueden comprar música en la ventana correspondiente a su país de residencia que contiene la música autorizada para la venta en ese país.

De hecho, iTunes verifica el país de residencia del consumidor a través de los datos de su tarjeta de crédito. Por ejemplo, para comprar música descargada de una tienda virtual británica iTunes se tiene que usar una tarjeta de crédito expedida por un banco con domicilio en Reino Unido.

El pasado abril, cuando la CE anunció las acciones contra Apple, en los países de la eurozona descargar una canción cotaba 99 céntimos de euro, pero en el Reino Unido suponía 1,17 euros, es decir un 18% más. Los daneses, por su parte, pagaban un 8% más.

A raíz del pliego de cargos enviado por Bruselas, Apple se ha comprometido a cobrar a los consumidores británicos en un plazo máximo de seis meses el mismo precio que al de los países de la zona euro.

La Comisión ha podido verificar que no hay ningún acuerdo entre Apple y las principales compañías discográficas sobre la manera en que iTunes se organiza en la UE. El Ejecutivo comunitario insistió en que está a favor de soluciones que permitan a los consumidores europeos descargar música de la tienda virtual de Apple sin restricciones, pero admitió que algunas discográficas y sociedades de autores aplican prácticas de comercialización de derechos de autor que dificultan que Apple pueda operar una tienda única en toda la UE.

"La Comisión apuesta por soluciones que permitan a los consumidores beneficiarse de un auténtico mercado único de descargas musicales", insistió la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, en un comunicado.

Ya somos 190.586