Bruselas inicia dos nuevas investigaciones sobre Microsoft por posible abuso de posición dominante

Por falta de compatibilidad de Office y la inclusión de diversos programas en Windows.

La Comisión Europea abrió hoy dos nuevas investigaciones contra Microsoft por abuso de posición dominante tras haber recibido sendas quejas de competidores del gigante informático.

El primer caso, denunciado por el Comité Europeo de Sistemas Interoperables, se refiere a la falta de compatibilidad de Office; mientras que la segunda investigación, iniciada a petición de la empresa informática noruega Opera, analizará si es legal incluir el buscador Explorer como parte del sistema operativo Windows.

La nueva ofensiva del Ejecutivo comunitario contra la empresa de Bill Gates se inicia unos meses después de que el Tribunal de Primera Instancia (TUE) rechazara el recurso de Microsoft y ratificara la multa de 497 millones de euros impuesta en 2004 por Bruselas por abuso de posición dominante, así como el resto de medidas correctoras: suministrar a los rivales información suficiente para que puedan fabricar productos compatibles con Windows y comercializar una versión de Windows sin el reproductor audiovisual Media Player.

Basándose en la sentencia del Tribunal, que no ha sido recurrida por el gigante informático, la Comisión ha decidido, con el apoyo de las quejas de los rivales de Microsoft, volver a la carga tanto en la cuestión de la interoperabilidad que se debe exigir a los productos de una empresa dominante como en los límites a la hora de incluir nuevos productos en Windows.

El inicio de dos nuevas investigaciones no significa que el Ejecutivo comunitario tenga ya pruebas de que existe una infracción. Únicamente quiere decir que dará prioridad al seguimiento de estos casos. El derecho de defensa de Microsoft será "plenamente respetado", según informó la Comisión en un comunicado.

La denuncia del Comité Europeo de Sistemas Interoperables afirma que la empresa de Bill Gates ha rechazado facilitar información de interoperabilidad sobre un amplio abanico de productos, entre ellos el Office, varios de sus productos de servidor, y el denominado marco .NET. La investigación del Ejecutivo comunitario se centrará en todas estas áreas y analizará también si el nuevo formato de documentos de Microsoft, el Office Open XML, es suficientemente compatible con los productos de los rivales.

La denuncia de Opera se refiere a la venta conjunta de programas distintos. La compañía noruega alega que la inclusión del Internet Explorer en el sistema operativo Windows es ilegal y daña a la competencia. Además, asegura que Microsoft ha introducido en su buscador elementos que reducen su compatibilidad con los estándares abiertos de Internet. El Ejecutivo comunitario ha recibido también quejas sobre la inclusión de otros programas nuevos en Windows, como un buscador de documentos o Windows Live.

La investigación de Bruselas en este segundo caso se centrará por tanto en las denuncias sobre la posible inclusión ilegal de toda una serie de productos en el sistema operativo dominante Windows.

Ya somos 198.356