La Confederación Española de Comercio achaca la ralentización del consumo a los mensajes de desconfianza en la economía

Indica que las ventas de la campaña de Navidad aumentaron entre un 4 y un 5% con respecto a las del año anterior.

La Confederación Española de Comercio (CEC) achacó hoy la moderada ralentización del consumo registrada en Navidad "a los mensajes de desconfianza sobre el estado de la economía que se han ido emitiendo desde ámbitos políticos" y no tanto a la subida de los precios y las dificultades de pago de las hipotecas.

Las ventas de la campaña de Navidad aumentaron entre un 4 y un 5% con respecto a las del año anterior, lo que significa un crecimiento "moderado", ya que "normalmente éste acostumbra a ser más potente", subrayó la CEC, que ya anunció con anterioridad unas previsiones de venta que coinciden con la cifra final.

La organización sostuvo que el 20% de la población ha visto reducida su capacidad de compra por la subida de los precios y el incremento del importe de las hipotecas, pero incidió en que "el resto de los ciudadanos también han frenado su consumo por culpa de los mensajes negativos que se han ido emitiendo desde ámbitos políticos".

A la espera de datos definitivos, aventura que las ventas del periodo de rebajas registrarán un crecimiento de entre el 7 y el 8% respecto a la campaña de 2006, lo que considera un "arranque excelente" que pone de manifiesto que el consumidor que tiene capacidad adquisitiva compra sin problemas.

De cara al presente ejercicio, la asociación de comerciantes prevé "un primer semestre difícil", pero espera que la situación "remonte a partir de la primavera" y que el sistema financiero confíe en el sector empresarial y favorezca un clima de confianza en los consumidores.

En 2007, las ventas crecieron entre un 5 y un 6% respecto al año anterior, y registraron un comportamiento "especialmente positivo" en el primer semestre, con un incremento de entre el 7% y el 8% respecto a los seis primeros meses de 2006.

La CEC se considera la máxima entidad representativa del pequeño y mediano comercio español, y está integrada por sesenta y cuatro federaciones, que agrupan más de 1.500 organizaciones territoriales y sectoriales y representan unos 410.000 pequeños y medianos comerciantes.

Ya somos 204.114