El Eurogrupo cree que la posible recesión en EE.UU. no arrastrará a la zona euro

Su presidente, el luxemburgués <b>Jean-Claude Juncker</b>, pide no reaccionar de manera exagerada al hundimiento de las bolsas.

Los ministros de Economía del Eurogrupo consideran que la posible recesión en Estados Unidos no arrastrará a la economía comunitaria porque los fundamentos económicos de la zona euro son "muy sólidos", lo que le permite afrontar en "mejores condiciones" las actuales turbulencias financieras. El primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, reclamó que no se reaccione "de manera exagerada" al hundimiento de las bolsas.

"No hay que pensar que, porque la economía de Estados Unidos esté teniendo unos problemas especialmente difíciles, éstos inmediatamente se trasladan a las economías europeas. Estamos en mejores condiciones que la economía de EEUU para hacer frente a las turbulencias de los mercados", declaró el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, al término de la reunión del Eurogrupo.

Almunia admitió que las consecuencias de las turbulencias financieras "se empiezan a notar", pero resaltó que "no van a cambiar sustancialmente el escenario" de la economía europea. "Es verdad que la zona euro no alcanzará un crecimiento del PIB del 2,2%, como habíamos previsto en noviembre, pero el crecimiento del año 2008 no va a estar muy alejado del 2%. Se va a seguir creando empleo, el paro va a seguir estando en unos niveles que son de los más bajos de los últimos 25 años", señaló.

El comisario de Asuntos Económicos insistió en que "no hay que crear alarma" porque, aunque las turbulencias financieras tienen consecuencias sobre la economía real, en Europa "hasta ahora no hay evidencia de que esas consecuencias vayan más allá de límites que podemos perfectamente absorber".

También Juncker insistió en que "la situación económica en Europa parece desvinculada de la situación económica de Estados Unidos". "Nuestros fundamentos son buenos, el saneamiento presupuestario progresa, la tasa de empleo aumenta, el nivel de paro continuará bajando. Nos sentimos cómodos en nuestra situación económica y los consumidores en Europa no tienen ningún motivo para perder la confianza", subrayó el presidente del Eurogrupo.

Admitió que la situación en los mercados financieros "es muy volátil e incierta" y que no se puede excluir una recesión en Estados Unidos, que podría debilitar el crecimiento en la zona euro. No obstante, afirmó que "no hay que caer en un pesimismo excesivo". "Hasta ahora, tras las turbulencias financieras, no hemos observado un impacto importante sobre la economía real en la eurozona aunque el crecimiento en 2008 será ligeramente inferior al potencial", indicó.

"No hay que reaccionar de una manera exagerada a los acontecimientos bursátiles de hoy. Habrá que analizar los próximos días la parte racional y la irracional", insistió Juncker.

En todo caso, destacó que si la situación económica empeora, la eurozona "dispone de más margen de maniobra para reaccionar" que EE.UU. gracias al Pacto de Estabilidad. La consolidación presupuestaria realizada por la mayoría de los países durante los momentos de mayor crecimiento "permitirá hacer frente sin mayores dificultades a los momentos más difíciles del ciclo a mayores gastos y menores ingresos", según destacó Almunia.

Ya somos 191.226