La OMS diseñará una estrategia mundial para reducir el consumo nocivo de bebidas alcohólicas

El alcohol es el responsable de la muerte de 2,3 millones de personas en el mundo cada año.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elaborará un proyecto de estrategia mundial para reducir el consumo nocivo de bebidas alcohólicas, según se acordó hoy en la Junta Ejecutiva de esta agencia de la ONU, que se encuentra reunida estos días en Ginebra.

"El alcohol es responsable de la muerte prematura de 2,3 millones personas en el mundo cada año", subrayó la portavoz de la OMS, Fadela Chaib, precisando que "también tiene una serie de consecuencias como, por ejemplo, accidentes de carretera, suicidios y casos de violencia doméstica".

El aumento del consumo de bebidas alcohólicas entre los jóvenes y las mujeres es un problema que preocupa cada vez más en algunos países, señaló la OMS, en un comunicado difundido por el Centro de Noticias de la ONU.

El proyecto que preparará el organismo deberá tener en cuenta la información disponible sobre mejores prácticas y contemplar diferentes contextos nacionales, religiosos y culturales.

El uso nocivo del alcohol es uno de los principales factores evitables de riesgo de trastornos neuropsiquiátricos y otras enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares, la cirrosis hepática y varios tipos de cáncer. También es responsable de traumatismos y suicidios. A escala mundial, entre veinte factores de riesgo para la salud, el alcohol es la primera causa de muerte y discapacidad.

Ya somos 203.787