La CE pide a varios Estados miembros que liberalicen los servicios de notaría asociados a la compraventa de viviendas

Un estudio de Bruselas asegura que los países con más regulación profesional tienen unos precios más caros y menor calidad.

La Comisión Europea pidió hoy a España y otros Estados miembros que abran a la competencia los servicios de notaría asociados a la compraventa de vivienda al considerar que estas reformas abaratarían los precios sin dañar la calidad. Bruselas reclama en concreto que se eliminen las restricciones cuantitativas para el acceso a la profesión (numerus clausus) y las tarifas fijas.

El Ejecutivo comunitario recomienda reformas similares al resto de países donde está vigente el sistema notarial latino clásico, como Portugal, Francia, Italia, Luxemburgo, Bélgica, Alemania, Polonia, Austria y Eslovenia. Todos estos Estados miembros se caracterizan por la obligación de que intervenga un notario en el proceso de compraventa y por una regulación muy estricta del comportamiento en el mercado.

El mercado de los servicios de transferencia de propiedad inmobiliaria en la UE supone un volumen de 17.000 millones de euros al año, según los datos de Bruselas. "Cualquier mejora en su eficacia, por limitada que sea, resultante de la desregulación permitiría a los consumidores ahorrar millones de euros cada año", dijo la Comisión en un comunicado.

Para extraer estas conclusiones, el Ejecutivo comunitario se basa en un estudio independiente realizado por la Universidad de Bremen. Este informe pone de relieve que la fuerte regulación que persiste en algunos Estados miembros "conduce a precios más altos pero al mismo tiempo no supone una mejor calidad en estos servicios", según destacó el portavoz de Competencia, Jonathan Todd.

En contraste, en los Estados miembros que han liberalizado el sector, como Países Bajos, las tarifas son más bajas, los consumidores tienen más opciones para elegir y la calidad no disminuye. El informe señala que la mayoría de los argumentos para imponer restricciones a los notarios "no se justifican".

"España está entre los países que tienen el modelo notarial latino clásico altamente regulado con Portugal, Francia, Italia, Luxemburgo, Bélgica, Alemania, Polonia, Austria y Eslovenia. En general, en estos países los precios para estos servicios son más altos que en otros Estados miembros y, a la hora de evaluar la calidad, estos países tienden a estar en la mitad inferior de la tabla", aseguró Todd.

Sin embargo, de acuerdo con el informe, las tarifas jurídicas en España para la compraventa de una vivienda media se sitúan en el 0,60% del precio de la vivienda media, muy por debajo de la media de la UE (0,92%), y casi al mismo nivel que Países Bajos (0,56%), que ya ha liberalizado a los notarios . Los honorarios más altos corresponden a Grecia (2,96%), Italia (1,93%), Hungría (1,73%), Bélgica (1,48%) o Francia (1,20%), mientras que los más bajos están en Suecia (0,34%) o Eslovaquia (0,42%).

En cuanto a la calidad, el estudio señala que en el caso de los notarios españoles está ligeramente por debajo de la media de la UE y al mismo nivel que la de Italia, Portugal, Finlandia o Irlanda.

El portavoz explicó que la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, y el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, enviarán una carta a todos los Estados miembros con las conclusiones del informe para "animarles a que estudien posibles reformas".

En este sentido, Todd mencionó el denominado informe Attali con propuestas para reformar la economía francesa, que fue encargado por el presidente Nicolas Sarkozy, y que "reclama el fin de los 'numerus clausus' y de las tarifas prefijadas en Francia". También puso como ejemplo el decreto Bersani en Italia, aprobado el año pasado y que liberalizó los precios de los servicios profesionales, entre ellos los notarios.

"Este es el tipo de reformas a las que nosotros animamos", concluyó el portavoz.

Ya somos 198.069