Multa en Euskadi a Vodafone y cinco firmas dedicadas al envío de contenidos para móviles

Sancionadas con 28.000 euros por la suscripción a sus servicios sin el consentimiento de los usuarios y sus trabas para darlos de baja.

La Dirección de Consumo y Seguridad Industrial del Gobierno Vasco sancionará con 12.000 euros a la empresa de telefonía Vodafone, después de resolver los expedientes iniciados tras la presentación de tres reclamaciones de personas que habían sido suscritas a servicios de descarga de contenidos (melodías, vídeos, juegos...) sin haber dado su consentimiento. Por causas similares se ha sancionado a otras cinco empresas, cuyas multas suman 16.000 euros.

Nvia de Gestión de Datos ha sido multada con 4.000 euros y la firma Dada Iberia con 3.000. Ambas se dedican a proveer contenidos para servicios de SMS. También se contemplan 3.000 euros de multa para las compañías Mblox, Total-Tim y Netsize España, que gestionan los números cortos y la tecnología que sirve de base para este tipo de negocios. En total, todas estas sanciones suman 28.000 euros.

En los tres casos que motivaron la apertura de expediente, las personas reclamantes enviaron un mensaje en respuesta a un anuncio publicitario para descargar una melodía y, a partir de ese momento, comenzaron a recibir mensajes de tipo premium, lo que supuso un aumento considerable de sus facturas telefónicas, según informó hoy el Ejecutivo en un comunicado.

Todos ellos alegaban que en ningún momento contrataron ese servicio y que se encontraron "con muchas dificultades para poder darse de baja del mismo". Los tres reclamaron a Vodafone la devolución del importe cobrado, a lo que, según Consumo, se negó la compañía.

Tras estudiar las alegaciones de todas las partes, la Dirección de Consumo y Seguridad Industrial del Gobierno Vasco considera probado que ninguno de los reclamantes dio su consentimiento para ser dado de alta en un servicio de SMS tipo premium, ya que el simple hecho de enviar un mensaje para descargar una melodía "no puede entenderse como acto concluyente para formalizar un contrato". De hecho, la reacción de las personas afectadas, que inmediatamente intentaron darse de baja del servicio, "indica que no existía ninguna voluntad de contratar".

"Vulneración"

Según el Gobierno, con este sistema "se vulnera de forma sistemática el deber de información previa a la celebración de un contrato, así como la obligación de confirmar de forma documental la aceptación del mismo". El Ejecutivo destacó que "queda claro que las personas afectadas no sabían que iban a ser dadas de alta en los mencionados servicios y, sobre todo, que no habían consentido en ello".

A la vista de la existencia de estas infracciones, Consumo resolvió sancionar a Vodafone y al resto de las empresas que se han beneficiado económicamente por la prestación de estos servicios, ya que la participación de todas ellas "es imprescindible a la hora de enviar los SMS no solicitados y cobrar por ellos".

Ya somos 198.324