Salud investiga si una muerte y una intoxicación en Granada están vinculadas al consumo de zumo Tahitian Noni

FACUA pide al fabricante que aclare si se han producido otras intoxicaciones en algún país o si existe alguna alerta de retirada del mercado fuera de España.

FACUA-Consumidores en Acción dirigió ayer una carta a la empresa Tahitian Noni International para pedirle que aclare si se han producido intoxicaciones en algún país del mundo relacionadas con el consumo de alguna partida en mal estado de su zumo de noni -una fruta tropical- o de la existencia de alguna alerta de retirada del mercado fuera de España.

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía investiga si la muerte de un granadino y la intoxicación de una mujer miembro de su familia están vinculadas al consumo de zumo de la marca Tahitian Noni.

De haber relación, que está a la espera de confirmación por el Instituto de Toxicología, FACUA advierte que habría que determinar si la causa es que el producto consumido estaba caducado, se habían producido deficiencias en su conservación o se trata de una partida en mal estado por irregularidades en su proceso de fabricación.

Asimismo, la asociación considera fundamental conocer a través de qué vía fue adquirido por la familia del municipio granadino de Ogíjares, uno de cuyos miembros, de 40 años y consumidor habitual del producto, falleció el pasado domingo.

El producto puede solicitarse a Tahitian Noni a través de Internet a través de comerciales que trabajan de manera independiente y cobran comisiones por las ventas efectuadas. De hecho, FACUA advierte que no puede descartarse que el producto esté comercializándose en España en determinados comercios.

Salud indicó ayer en un comunicado que "la Red de Alerta de Vigilancia Epidemiologica de Andalucía ha detectado una posible intoxicación, presuntamente asociada al consumo" de la citada marca de zumo de noni, una fruta tropical.

La Consejería señaló que "hasta el momento, no ha sido posible conocer el número de lote ni la fecha de caducidad del producto, puesto que estos datos aparecen ilegibles en la botella".

Ante esta situación y en aplicación del principio de precaución, la Consejería de Salud ha introducido una alerta para la localización e inmovilización del producto, y ha notificado el caso a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.

Actualmente, se está a la espera de las conclusiones de los análisis del Instituto de Toxicología. La Consejería de Salud indica cree que "es bastante improbable que se trate de un problema generalizado", pero "como medida de precaución se aconseja a aquellos ciudadanos que tengan en su casa algún envase similar que se abstengan de consumir dicho producto".

En concreto, el producto se comercializa en botellas de cristal de un litro de capacidad, en las que figura la denominación Jugo de Noni TAHITIAN NONI. En el etiquetado de las botellas aparece además información sobre el origen del producto, en el que se puede leer: "Hecho en E.U.A. por Morinda, Inc. Importado por: Morinda Internacional México, S de R.L.R.F.C.: MIM990610 1N2". Igualmente, aparecen otros datos en los que se indica "Av. Paseo de la Reforma 265 P.C.Col Cuauhtemoc, Mexico, D.F.C.P. 06500. n-011824-1 010904-MX 2002 Morinda, Inc".

Ya somos 203.747