Por publicidad engañosa y cláusulas abusivas

Multa de 500.000 euros en Cataluña para 46 empresas de reunificación de créditos

FACUA considera positivas las actuaciones, pero lamenta que no se hayan impuesto sanciones realmente contundentes y ejemplarizantes.

La Agencia Catalana de Consumo (ACC) ha sancionado con 519.600 euros a cuarenta y seis empresas dedicadas a la reunificación de créditos en Catalunya a las que les atribuye 194 infracciones, principalmente por publicidad engañosa y cláusulas abusivas en los contratos con los consumidores, según informó hoy el director de la ACC, Jordi Anguera.

FACUA-Consumidores en Acción considera que "aunque el desarrollo de la campaña de inspección y la actuación frente a las irregularidades positivas resulta positivo, la ACC debería haber aplicado sanciones realmente contundentes y ejemplarizantes". En este sentido, critica la "ridícula cuantía" de las multas.

En el marco de una campaña pionera en el sector en España, la Generalitat analizó cincuenta y ocho empresas y realizó noventa inspecciones en oficinas comerciales de estas compañías centrándose principalmente en Barcelona y su provincia, donde se realizaron el 88% de las inspecciones.

El primer motivo de sanción es la publicidad engañosa, que supuso el 46% del importe de las multas (239.000 euros). En este apartado la ACC detectó que las campañas publicitarias "inducen a errores sobre la actividad que prestan estas empresas, así como también omiten información sobre el coste que tienen sus servicios (honorarios) y la cuantía real en la que se reducen las cuotas a pagar por los clientes", según Anguera.

Así, el responsable de la ACC aseguró que los consumidores desconocen "muchas veces" que la actividad real de estas empresas es "exclusivamente de intermediación" y que son entidades financieras las que llevan a cabo la verdadera reunificación de los créditos, lo que supone que los clientes "no saben quién les está prestando el servicio".

Por otro lado, Anguera explicó que la inducción al error de la publicidad de este sector radica también en que la reunificación "no supone un ahorro de dinero, sino que implica una ampliación de los plazos y se acaba pagando más".

Los contratos de estas empresas intermediarias con los clientes que incumplen la normativa supusieron el 34,9% de las sanciones (181.200 euros). La Generalitat manifestó que quedó "estupefacta" al observar que en algunos casos el contrato prohibía a los clientes "poner un pie" en la entidad financiera que estaba llevando a cabo la reunificación de sus créditos durante un periodo de hasta un año.

Asimismo, en ocasiones esta prohibición de operar desde la entidad financiera que presta el servicio se puede extender "a los parientes ascendentes y descendentes del que contrata el servicio", señaló Anguera.

Entre otras condiciones abusivas detectadas, la Agencia Catalana de Consumo constató que la empresa se reserva el derecho de modificar las condiciones pactadas, que acostumbran a ser "innegociables", e incluso prevé que el consumidor se debe someter a la jurisdicción de los juzgados y tribunales de la ciudad que escoja la compañía.

Del resto de empresas inspeccionadas aún hay tres pendientes de una resolución firme y las demás, o bien no habían prestado este servicio a pesar de anunciarlo o bien presentaron infracciones leves que subsanaron sin recurrir a la sanción.

Anguera destacó que la campaña se inició para controlar un sector "emergente" en Catalunya, a pesar de que el número de reclamaciones y quejas "es muy bajo". Con todo, afirmó que el trabajo "no ha terminado aquí", sino que se actuará para cambiar los hábitos del sector.

Ya somos 198.309