La Eurocámara pide un calendario para la retirada de los productos que consumen más energía

Aprueba un informe que respalda el plan de acción para la eficiencia energética propuesto por la Comisión.

El Parlamento Europeo aprobó hoy un informe que respalda el plan de acción para la eficiencia energética propuesto por la Comisión. Los diputados piden que se fije una fecha para retirar del mercado los productos menos eficientes y establecer requisitos mínimos de eficiencia para los transportes y los edificios nuevos.

También apoyan aplicar un tipo reducido del IVA sobre los materiales que mejoran la eficiencia de los edificios y critican que muchos países de la UE no hayan cumplido las normas sobre eficiencia.

El informe, adoptado por 648 votos a favor, veintiséis en contra y treinta abstenciones, hace hincapié en que, desde 1990, la demanda de energía y de recursos energéticos en la Unión ha aumentado solamente en un 11%, mientras que la producción económica se ha incrementado casi un 40% y la renta per cápita media un tercio (considerando G).

El Parlamento Europeo insta a la Comisión a establecer calendarios para "retirar del mercado los equipos, aparatos y otros productos consumidores de energía que ofrezcan el grado más bajo de eficiencia energética, tales como los calefactores de exterior".

En línea con lo anterior, se pide a la Comisión que proponga leyes para que todos los edificios nuevos que requieran calefacción o refrigeración se construyan a partir de 2011 conforme a las normas de viviendas pasivas o su equivalente no residencial, "así como la obligación de emplear soluciones de calefacción y refrigeración pasivas a partir de 2008".

Los diputados ven positivamente la propuesta de la Comisión de establecer antes de 2010 normas mínimas de eficiencia para aparatos y equipos que tienen un consumo importante de energía. También apoyan que se establezcan requisitos mínimos de eficiencia para los edificios nuevos y reformados.

Asimismo, piden a la Comisión que amplíe el ámbito de aplicación de los actuales incentivos financieros a los progresos que permitan alimentar las redes existentes con energía producida a partir de fuentes renovables.

La Eurocámara acoge favorablemente el Plan de acción para la eficiencia energética y aplaude sus objetivos. Además, subraya que el objetivo de mejorar la eficiencia energética en más del 20% de aquí a 2020 es "completamente viable tanto técnica como económicamente". No obstante, el informe critica que muchos Gobiernos de los Estados miembros hayan sido incapaces de transponer rápidamente y cumplir la legislación sobre eficiencia energética.

En cuanto a los medios de transporte, se pide a la Comisión que establezca requisitos mínimos de eficiencia energética para todos los modos de transporte, incluido el transporte público. Asimismo, el Parlamento emplaza a la Comisión a que ponga en marcha una iniciativa sobre transporte urbano y la integración de la protección del clima, el ahorro de energía y la salud pública en una política sostenible de movilidad para grandes y pequeñas ciudades.

Los diputados afirman además que podría conseguirse un gran ahorro energético reduciendo el peso de los vehículos y los medios de transporte y proponen que al menos el 20 % del espacio dedicado a la publicidad y promoción de automóviles nuevos se reserve a la información sobre el consumo eficiente de combustible y las emisiones.

La Eurocámara reconoce el trabajo que está en marcha sobre normas compartidas de eficiencia energética, sobre todo con China, pero manifiesta su preocupación por el hecho de que este trabajo se vea contrarrestado por la falta de coordinación entre los Estados miembros, que da pie a la confusión en países terceros.

Con respecto a Rusia, los diputados se muestran preocupados por que no sea capaz de atender su demanda interna y contractual de gas y exigen a la Comisión que dedique mayores recursos al diálogo UE-Rusia sobre eficiencia energética, concediendo una atención especial a la modernización de las redes de calefacción urbana en Rusia y al aprovechamiento del gas que actualmente se quema en los campos de petróleo.

El Parlamento Europeo acoge positivamente que se haya firmado un acuerdo Energy Star con Estados Unidos, que establece normas comunes de eficiencia energética para los equipos ofimáticos.

Fiscalidad para promover la eficiencia

La Cámara insta al Consejo a que anime a los Estados a aplicar un tipo reducido del IVA sobre la mano de obra y los materiales y componentes que mejoran la eficiencia energética de los edificios. En esta misma línea, anima a los países a imponer un tipo reducido del IVA sobre el trabajo para la renovación y restauración de viviendas particulares cuando se busca mejorar su eficiencia energética.

Autoridades regionales y locales

El informe alienta a las autoridades regionales y locales a establecer asociaciones estrechas con las agencias de energía regionales para mejorar la formación de los técnicos en energía y de los profesionales de sectores relacionados. Asimismo, califica de muy positiva la iniciativa Pacto entre alcaldes, que reunirá en una red permanente a los alcaldes de las veinte o treinta ciudades europeas más importantes y pioneras, y solicita más detalles respecto a su puesta en marcha.

Ya somos 204.104