Los refrescos y zumos azucarados aumentan el riesgo de sufrir gota en los hombres, según un estudio

Realizado por investigadores de la Universidad de la Columbia Británica y la Harvard Medical School.

El consumo de refrescos y zumos azucarados con fructosa incrementan el riesgo de sufrir gota en los hombres, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de la Columbia Británica en Vancouver (Canadá) y la Harvard Medical School, en Boston (Estados Unidos), publicado este mes en el British Medical Journal, que puntualiza que los refrescos dietéticos no aumentan este riesgo.

Los refrescos azucarados contienen grandes cantidades de fructosa, un azúcar derivado de las frutas que incrementa los niveles de ácido úrico. Sin embargo, ningún estudio había demostrado antes la relación entre estas bebidas y el riesgo de padecer gota, resaltó el profesor Hyon K.Choi, investigador de la universidad canadiense responsable del trabajo junto al profesor Gary Curhan, de Boston.

Ambos investigadores utilizaron un cuestionario sobre hábitos alimenticios para valorar las cantidades de refresco y fructosa en unos 46.000 hombres mayores de 40 años de edad cuyo historial médico estaba libre de esta enfermedad. Los voluntarios debieron contestar distintos cuestionarios sobre su ingesta de más de 130 tipos de alimentos y bebidas durante doce años.

Durante este periodo, un total de 755 hombres desarrollaron gota y el riesgo estuvo "directamente relacionado" con los niveles de refrescos y zumos azucarados que consumieron. Los investigadores compararon niveles de consumo de refresco de menos de una consumición al mes, entre cinco y seis por semana, una al día y dos o más diarias, comprobando un incremento del riesgo de padecer gota en un 29%, un 45% y un 85%, respectivamente.

Una tendencia similar se observó en el consumo de fructosa. Comparado con sujetos que consumieron los más bajos niveles de fructosa, aquellos que tomaron las más altas tasas incrementaron su riesgo de padecer gota en un 102%. Asimismo, el consumo de frutas con alto nivel de fructosa, como manzanas y naranjas, resultó también estar asociado a un elevado riesgo de tener gota.

El consumo de alcohol y el aumento del riesgo de padecer gota era un factor bien conocido. Sin embargo, el riesgo de las bebidas y zumos azucarados ha resultado "casi sorprendente" sobre todo porque, según reconoció el profesor Choi, normalmente los dietistas no realizan recomendaciones en este sentido.

Ya somos 197.911