Toshiba podría anunciar en los próximos días el fin del HD DVD

La guerra entre los dos los sucesores del DVD finalizaría con dos perdedores: Toshiba y los consumidores que confiaron en su sistema.

Toshiba está planeando abandonar su formato de alta definición HD DVD, reconociendo la derrota ante la tecnología rival Blu-ray respaldada por Sony Corp, según recoge la agencia Reuters citando a una fuente de la empresa.

La decisión pondría fin a una batalla de varios años entre los consorcios liderados por Toshiba y Sony, compitiendo para establecer el formato estándar de DVD de próxima generación.

La guerra de formatos, a menudo comparada con la batalla entre VHS y Betamax en la década de los 80, ha confundido a los clientes, inseguros sobre qué soporte o reproductor comprar.

Una guerra entre los dos los sucesores del DVD que finalizaría con el triunfo del Blu-ray de Sony y dos perdedores: Toshiba y los consumidores que confiaron en su sistema. Y es que los discos para HD DVD no pueden reproducirse en aparatos con tecnología Blu-ray, como tampoco al revés.

La causa de Toshiba ha sufrido serios golpes en las últimas semanas, incluyendo el anuncio del viernes pasado en el que la cadena de tiendas Wal-Mart indicaba que abandonaría el formato HD DVD y llenaría sus estanterías sólo con películas en Blu-ray.

Una fuente en Toshiba confirmó una noticia anterior, publicada por la cadena japonesa NHK, de que estaba preparándose para tirar la toalla.

"Hemos entrado en la fase final de organización para hacer nuestra salida del negocio de DVD de próxima generación", indicó la fuente, que pidió no ser identificada. Un comunicado oficial de la empresa, añadió, podría publicarse la semana que viene.

En un principio, los estudios de Hollywood dividieron sus alianzas entre ambas partes, de modo que sólo ciertas películas funcionaban en cualquiera de los dos modelos de reproductores.

El equilibrio de poder se inclinó de forma decisiva del lado de Sony en enero, después de que el estudio Warner Bros de Time Warner decidiera editar sus títulos en alta definición sólo en formato Blu-ray. Así, los estudios responsables de tres cuartas partes de los DVD del mercado respaldaban al formato de Sony, aunque algunos aún editaban sus películas en ambos formatos.

Toshiba respondió bajando los precios de sus reproductores HD DVD, pero la pérdida de apoyo de los minoristas (no sólo Wal Mart, sino también la cadena de tiendas de electrónica Best Buy y la empresa de alquiler de vídeos online Netflix se han pasado hace poco al bando de Blu-ray) se hizo notar.

Además, el respaldo exclusivo de Microsoft se puso en duda cuando el gigante del software indicó en enero que consideraría apoyar la tecnología Blu-ray en su consola Xbox 360, que actualmente sólo funciona con HD DVD. La consola rival PlayStation 3 de Sony reproduce películas en Blu-ray.

Varios analistas trazaron recientemente un paralelismo con la guerra entre los formatos analógicos VHS y Beta-Max al trascender el apoyo que la industria del porno dio al HD DVD de Toshiba. Y es que precisamente la producción de películas pornográficas en formato VHS fue uno de los motivos de su victoria frente al Beta. Sin embargo, otros señalaron que, debido a la facilidad para descargar contenidos porno gratuitos de Internet, su peso en la pugna no sería tan fuerte como en los 80.

"El marketing ha sido un punto débil para Toshiba", indicó la fuente de la empresa, señalando que la experiencia no sería un fracaso total para la empresa, a pesar de que según NHK, el proceso podría suponerle pérdidas de cientos de millones de euros.

Ya somos 198.046