Se basa en una sentencia preconstitucional

Consumo archiva una denuncia de FACUA contra Nutra Life y responsabiliza a los consumidores de "autoengaño"

Siete personas están procesadas por presunto delito contra la salud pública. En esta ocasión no se trata de un seudoadelgazante sino de un método con el que prometía convertir a los consumidores en millonarios.

Consumo archiva una denuncia de FACUA contra Nutra Life y responsabiliza a los consumidores de "autoengaño"
Imagen del anuncio del método para hacerse millonario de Nutra Life.
Más de un año después de la denuncia de FACUA, la Delegación del Gobierno andaluz en Málaga ha decidido archivar un expediente sobre Nutra Life International, la empresa de productos milagro con siete personas procesadas por presunto delito contra la salud pública.

La firma, con sede en la ciudad andaluza, fue recientemente desmantelada por la Guardia Civil después de que FACUA demostrase que sus seudoadelgazantes eran medicamentos ilegales con altas concentraciones de hormonas tiroideas y sexuales.

En su resolución sobre la denuncia de FACUA, el Servicio de Consumo de Málaga traslada la responsabilidad a los consumidores que cayesen en lo que denomina "autoengaño" y exime a Nutra Life de haber incurrido en prácticas de publicidad engañosa. Para ello, Consumo se basa en una sentencia preconstitucional del Tribunal Supremo, fechada en febrero de 1974. La Ley General de Publicidad, en la que se basa la denuncia de FACUA, se aprobó catorce años después, en 1988.

En esta ocasión no se trata de uno de los numerosos productos milagro para adelgazar o hacer crecer el pecho denunciados por FACUA con la pasividad de las administraciones. El producto era un método con el que Nutra Life prometía convertir a los consumidores en millonarios. Titulado Cambie su suerte, sea millonario en menos de 3 años, la publicidad del libro aseguraba que sin "capital inicial" ni "esfuerzo físico", el método "regala dinero desde la primera semana".

Pasividad de las administraciones

FACUA, que recurrirá la resolución, recuerda que Nutra Life se dedicó durante años a engañar a los consumidores vendiendo, entre otros, fármacos clandestinos ante la pasividad de las administraciones.

El Instituto Nacional del Consumo (INC) se limitó a reiterar ante cada denuncia de FACUA contra la publicidad de Nutra Life que "carece de competencia en materia de control e inspección". Por su parte, la Dirección General de Salud Pública andaluza trasladó todas las denuncias a la Delegación Provincial de Salud de Málaga, que tras casi dos años desde la primera presentada, resolvió a finales de 2006 que la empresa merecía una ridícula sanción de poco más de 7.500 euros y poco después nunca más volvió a contestar a las denuncias de FACUA.

Ya somos 191.230